Tuneando mesa y silla Latt de Ikea

Una de las cosas que he empezado a hacer desde que nació mi hija que no pensaba que haría nunca son manualidades.
Me cuesta mucho hacerlo porque no es lo mío pero como no encuentro cosas que me gusten me veo obligada a hacer tunning o manualidades para que mi peque tenga cosas súper chulas.

Además la verdad es que aunque seas poco habilidoso/a como es mi caso hay cosas muy fáciles de hacer y con amor siempre quedan bien.

En mi caso he hecho un tunning de la mesa y silla Latt de Ikea. Por Navidades en una de mis visitas a Ikea vi este conjunto de silla y mesa súper bien de precio y pensé que algo podría hacer.

Así que con la ayuda de Google estuve buscando ideas y encontré muchas imágenes de este mismo conjunto tuneado, pero no encontré muchas explicaciones de cómo hacerlo, así que os explico cómo lo hecho yo y los errores que he cometido.

Me decidí por pintar la mesa y las sillas de color rojo y la parte de la mesa donde la peque va a jugar aplicar una pintura de pizarra. Para la silla como el asiento no es plano (la parte de dentro queda como 1cm por debajo de os bordes y según mi hermana esto no va muy bien para se sienten los niños) decidí que pondría un cojín que así haría que la silla fuera más cómoda.

Cómo era la primera vez que quería pintar un mueble tuve comprarlo todo.

Me aconsejaron que comprara un rodillo pequeño en vez de un pincel ya que me sería más fácil aplicar bien la pintura, pero también me dijeron que los lavara bien antes para eliminar pelusas y los dejará secar.

Este fue mi primer error, ya que como quería pintar al día siguiente y no daría tiempo a que estuviera seco me salté este paso. Y al aplicar la pintura alguna pelusilla quedó.

Como mi piso es pequeño y no quería que quedase el olor de pintura por semanas subí a la azotea de mi edificio y allí saqué todas las piezas que quería pintar.

Cuando fui a aconsejarme sobre lo que necesitaba llevé una muestra de la madera y me dijeron que debía lijarla un poco y que mejor también diera una capa de imprimación porque quedaría mejor al aplicar
luego la pintura. Pero como en ninguna de las webs había leído lo de la capa de imprimación no le di esta capa sobre las partes que no llevan ninguna cobertura y ahí tuve mi segundo error!!!!

Súper importante: si queréis que quedé perfecta mejor dar primero una capa de imprimación. Luego me di cuenta que no ahorré ningún paso ya que tuve que dar más capas de pintura.

Bueno, aquí está el paso a paso del tunning con la colaboración de mi hermana y de mi hija que iba corriendo por la azotea sin entender que hacíamos ni porque no le dejábamos hacer/tocar nada:

1º Puse un montón de papel de periódico debajo de lo que quería pintar.

2º A la parte de arriba de la mesa como es lacada le di primero una capa de imprimación (ya he dicho antes que debía haberlo hecho en
todas las piezas) y al resto después de haberlo lijado un poco di la primera capa de pintura y lo dejé secar.
 Al pintar nos dimos cuenta que como era nuestra primera vez nos manchamos un montón así que fuimos por unos guantes de látex para que fuera más fácil y también a comprar un pincel para pintar las esquinas.

También es importante que os aseguréis que no entra pintura en los agujeros y/o ranuras para que luego las piezas encajen bien.

3º Como hacía buen día y empezamos pronto por la tarde pude girar las piezas para pintar la otra cara y aprovechar para dar otra capa de pintura a los bordes.

 4º Finalmente a las piezas que no di capa de imprimación tuve que darles 2 o 3 capas de pintura porque si no se veía la madera y no quedaba bonito.

5º Di la capa de pintura de pizarra. La verdad es que esta pintura es un gran descubrimiento y con el pedazo de bote que tengo (750ml) tendré que buscar más aplicaciones.

6º Cuando ya estaba todo seco y bien ventilado (creo que estuvo casi un día ventilándose monté todas las piezas y me quedó una mesa y una silla que no parecían las originales.

 Y entonces fue cuando pensé qué hacer con la silla. Así que como aún estaba de vacaciones de Navidad aproveché para ir als Encants a buscar tela y también encontré una parada donde tenían espumas de diferentes tamaños.

Pero de camino als Encants  en la calle Cartagena con Valencia encontré una tienda de telas con una con un estampado superchulo de búhos y además que estaba retinada que es lo que me interesaba para que fuera fácil para lavar. Y por 5€/m que más podía pedir.

Así que ya tenía la tela y la espuma y me puse manos a la obra con el tapizado.

Lo mejor hubiera sido tener una madera para poner de base, pero no tenia y quería acabar la silla, y como iba a enganchar el cojín pensé que daba igual.. pero no da igual, seguro que hubiera quedado mejor si lo hubiera hecho así pero soy una ansiosa y no podía esperar.

Recorté la espuma un poco más grande porque al poner la tela ya se acabaría de ajustar. Con la ayuda de grapas y he de confesar que cinta adhesiva (aquí está la chapuza que por suerte no se ve) forré el cojín y finalmente lo pegué con cola súper fuerte a la base de la silla.

Y aquí está el resultado:

 Para ser mi primera vez creo que bastante bien.

 

También te puede gustar...

3 comentarios

  1. Menuda currada! El detalle del cojín me parece muy práctico y esa tela de búhos es una monada…

    • Parece mucho curro pero en realidad no fue tanto, supongo que porque no soy nada profesional y me salté unos cuantos pasos.
      Eso sí, necesitas hacerlo en exterior porque sino toda la casa huele a pintura.
      Pero la verdad es que es un cambio importante del antes al después.
      Y la pintura de pizarra me encanta!!!

  2. Pingback: Un "must" de cualquier casa: Pizarra de tela portátil - La mama fa el que pot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *