Guía para volar con niños

Ya comenté hace unos días que pronto iba a empezar a ser una mamá viajera y después de bastante tiempo hemos hecho nuestro primer vuelo con la peque.
Antes de que naciera a la que encontraba
una oferta ya estaba subida en un avión, pero cuando nació pensamos que era
mejor esperar un poco.
Después de esta primera experiencia
creo que si tuviera otr@ peque no me esperaría tanto ya que quizás es más fácil
viajar con un bebé que todavía toma el pecho.
Pero bueno, en nuestro caso la peque
está a punto de cumplir los dos años, así que nuestra experiencia es viajando
con una niña de esta edad.
La primera cosa que ha cambiado en
nuestros hábitos de vuelo es que después de muchos años hemos tenido que volver
a pasar por el mostrador a facturar. Cómo la peque no pagaba billete de avión
no tenía derecho a equipaje de mano y entre pañales, medicinas, comida suya,
etc., llevábamos un montón de cosas, así que decidimos facturar una maleta.
Creo que aunque no lleves muchas cosas
y necesites un equipaje de mano para cada uno, como todavía llevamos cochecito
es mucho más cómodo tener las manos libres y no tener que estar pendiente de
una maleta.
Además, al llevar el cochecito lo
teníamos que facturar igualmente así que el paso por el mostrador y tener que
esperar al salir del avión era inevitable.
El cochecito lo puedes facturar en el
mostrador pero si quieres te dejan llevarlo hasta la puerta de embarque. Mi
recomendación es que te lo lleves hasta la puerta de embarque. Es mucho más
cómodo y creo que así estás más seguro que lo cargan en tu avión.
Sobre el check in, en nuestro caso volábamos
con una compañía y volvíamos con otra. Una de ellas teníamos que pasar por el
mostrador para hacer el check in ya que la peque tenía una tarjeta de embarque
propia, y en la otra ella aparecía como bebe en la mía.
Esto me preocupó un poco, pero después
de hacer la consulta a la compañía me dijeron que era normal. Yo la verdad me parecía
raro que tuviera que llevar la identificación de la peque si en la tarjeta de
embarque no ponía su nombre.

Cosas a tener en cuenta de las compañías al volar con bebes:

  • Sólo puede volar un bebé por adulto
  • No se pueden coger los asientos de
    emergencia, esto es un rollo ya que nosotros que somos altos vamos aún más
    apretados, pero bueno, con lo difícil que es conseguir tener estos asientos
    tampoco es una gran desventaja.
  • La comida y bebida que el peque toma
    mientras dura el vuelo se pueden subir pero deben pasar el control al tratarse
    de líquidos de más de 100ml.
  • Algunas compañías tienen cuna de viaje,
    en nuestro caso el vuelo era corto y además no creo que ella quepa ya en una
    cuna de viaje de un avión.

Y bueno, una vez tienes la maleta
facturada toca pasar por el filtro de seguridad. Nosotros salíamos desde el
aeropuerto de Barcelona y una de las cosas buenas es que si viajas con niños
entras por otro lado donde nos sorprendió que hubiera una pequeña zona de
juegos donde los peques se pueden esperar mientras a los padres nos toca estar
con todo el proceso de quitarnos todas las cosas que puedan pitar.

Foto del blog Viajares
Y bueno, una vez dentro del aeropuerto
una de las cosas que vi que no me había fijado antes es que hay zonas de juego
infantiles.
Foto del blog Viajares
Eso sí, las que vimos eran para niños
más grandes, así que sería de agradecer que pensaran también en crear alguna
zona para los más pequeños.
En la ida la verdad es que con toda la
novedad no lo necesitamos, pero cuando volvíamos de Niza agradecimos cuando
llegamos al aeropuerto que hubiera una zona donde la peque pudo estar jugando
durante un buen rato.

Como ya he dicho este viaje era para
nosotros una prueba para ver como llevaba la peque el tema del vuelo, estaba
preocupada por como aguantaría estar rato metida dentro de un avión, el tema de
los oídos y todo esto. Pero tanto a la ida como a la vuelta se durmió así que
no hubo problema.

Pero como era un vuelo de prueba el
destino quería que en nuestra primera experiencia lo probáramos todo.
Estaba preparada por si la peque se
ponía malita, pero lo que no pensaba es que se pusiera malita y encima tuviéramos
un retraso de casi cinco horas.
Así que mi recomendación es que
siempre llevéis con vosotros las medicinas y el termómetro ya que si se ponen
malos y encima tenéis un retraso como el nuestro os podéis encontrar que tenéis
todas las medicinas en una maleta que a saber dónde está.
En nuestro caso llegamos al aeropuerto con le
peque bien y cuando estábamos esperando empezó con la fiebre. Por suerte
llevaba el paracetamol encima y cuando por fin le hizo efecto nadie hubiera
dicho que un rato antes estaba a más de 38ºC.
Pero de verdad que hay que estar
preparados y sobre todo para el tema de posibles retrasos.
En mi caso por suerte llevaba la tablet
con varios capítulos de dibujos animados. Así de repente pudimos tener
entretenidos durante un buen rato a unos 6 niños.

Recomendación de cosas para llevar a bordo

  •  La comida del bebé, en una bolsa
    aparte, pues recuerda que deben revisarla antes de subir a bordo. También agua (depende
    de los meses del bebé).
  • Pañales  y toallitas húmedas.
  • Ropa de recambio, por si se ensucia, vomita, etc.
  • Manta o sábana, por si se duerme, en los aviones hace frío siempre.
  • Juguetes que ocupen poco lugar, Tablet, 
  • Chupete, si usa. Va muy bien que vayan succionando para el despegue, pues así
    evitaremos que los oídos le queden taponados. Si todavía toma el pecho sería lo
    mismo. Estar mamando les ayuda a que no se les taponen los oídos.

A pesar del
mal sabor de boca que nos quedó con la vuelta creo que la experiencia en
general no ha sido mala y que hemos de perder el miedo a volar, pero también
hay que conocer a nuestro peque y pensar por ejemplo que si sabemos que lleva
mal ya ir en coche es posible que valga la pena esperar a ir en avión.

Pero en mi
caso ya estoy deseando coger el próximo vuelo, y vosotr@s ¿os animáis?

También te puede gustar...

4 comentarios

  1. Yo fui al aeropuerto de Vigo y de Oporto, Portugal cuando todavía no teníamos a Peque y no vimos ningún parque infantil, sin duda, es puntazo. Y para cuando tengas que viajar con Peque me vengo corriendo a releer tu entrada.

    ^^

    • Yo antes de tener a la peque no veia tampoco ninguna de estás cosas, quizás es que todavía no había o sencillamente que no me fijaba.
      Pero bueno, cuando volvamos a viajar este verano ampliaré la entrada

  2. Yo también era de las de ver una oferta y largarme a donde fuese, y ya me ves, desde que nació la bichilla hace 7 meses ¡Salou es lo más lejos de casa a donde hemos llegado! ¡Qué pena de vida! Yo también creo que el bebé, cuanto más pequeño, más cómodo para viajar, si sabes hacer bien las cosas y no ta vas cargada de trastos a todas partes

    • Ya verás como en nada vuelves a coger el avión!! Además ahora lo necesitas para el blog, así que ya me contarás y yo te recomiendo que aproveches mientras aún tienes la teta que creo que ayuda a no llevar tantas cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *