La platja de l’Eixample: un oasis en la ciudad

El año pasado fue el primero en que empezamos a poder ir a la playa con la peque que justo había cumplido un año.
Pero cuando nos planteamos poder ir en Barcelona lo veíamos demasiado follón: bajar con el cochecito, el parasol, la piscinita, los juguetes para que se divierta, etc…
Por esto cuando descubrimos el Parc de la Torre de les aigües, más conocido como la “platja del Eixample” no dudamos en ir.

Se trata de un patio interior recuperado en 1987  en una de las manzanas del Eixample con una torre rodeada de una piscina que fue el primer interior de manzana recuperado como espacio público del Eixample.

La verdad es que entre los vecinos del Eixample es un espacio muy popular y los fines de semana hay muchas familias y entre semana hay días que encuentras niños que van con el casal pero para mis amigos y en mi caso que crecí en otro barrio era un espacio totalmente desconocido.

Y realmente es un sitio genial para ir con los niños pequeños.

Está situado en la calle Roger de LLuria 56 y la verdad es que tienes que estar atento porque si no sabes dónde vas seguramente ni te darías cuenta de lo que te estás perdiendo.

Y bueno, ¿qué puedes encontrar? Pues un espacio con una piscina que no pasa los 60 cm de profundidad por lo que es perfecto para los más pequeños.

Además un espacio con arena para que puedan estar jugando con las palas y cubos que tienen allí mismo (sí!!!, no hace falta ir cargándolos desde casa) y además con muchos árboles haciendo sombra ( así que también te ahorras la sombrilla).
Puedes entrar con el cochecito y hay zona de duchas, cambiadores y socorristas.

Tienes lo mejor de la playa y de la piscina.

Así que realmente es un espacio perfecto para las familias que vamos con niños pequeños.

Lo mejor de todo es que tiene un precio asequible. La entrada este año vale 1,55 euros, los menores de 1 año y los mayores de 65 no pagan y hay bonos para una semana y para un mes.

Me pareció una idea genial y me lo apuntó para el año que viene como opción para el cumple de la peque.

Así que, ¿a quién se lo recomiendo? Pues a familias que tengan niños pequeños ya que si ya son un poco mayores se les va a quedar pequeño ya que como he dicho cubre muy poco.

También pienso que es una opción muy buena si estás de turismo en Barcelona, ya que en verano el día puede ser muy caluroso y necesitamos resguardarnos y si habéis venido en avión seguramente no lleváis ni cubos ni palas, ni parasol por lo que quizás descartéis ir a la playa en horas de mucho calor.

Otra cosa importante, el horario: de lunes a domingo de 10-20h y abren del 25 de junio al 7 de septiembre (aquí sí que me parece que deberían alargar un poco más, al menos hasta que los peques empiecen el cole).

Y nada, espero que os animéis y visitéis este pequeño tesoro que tenemos en plena ciudad.

¿Os ha gustado o ya lo conocíais?

 

¿Os ha gustado o ya lo conocíais?

También te puede gustar...

6 comentarios

  1. Vaya descubrimiento! Me lo requereapunto!!!

    • Seguro que os encanta, lo mejor es que no cubre y que no tienes ir cargado con montones de cosas.
      Y después de la caravana que hice este finde ni me lo pienso.

  2. Este año nos hemos quedado con las ganas de ir…..aunque había leído buenos comentarios….pero el año que viene iremos seguro!!
    Pilar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.