Marco de fotos personalizado: el regalo perfecto

Ya estamos de vuelta después de las vacaciones y me
gustaría empezar con una manualidad que puede ser un regalo muy chulo y se
trata de un marco de fotos personalizado..
No sé si en vuestro entorno tenéis muchas
embarazadas, pero yo este año tengo un montón de amigas y compañeras en estado
de buena esperanza y muchas de ellas esperando un/a segundo hijo/a.
Así que me surgió la duda de que le regalas a un
bebé que ya tiene de todo porque lo hereda del hermano/a mayor.
Total, que hacía tiempo que había visto en varias
tiendas marcos personalizados utilizando como base un marco de Ikea, y pensé
que era un regalo perfecto para este segundo o tercer pequeño (sí, tengo una
amiga que ya va por el tercero!!! Es una valiente).
En este caso puedo decir que es un regalo muy fácil de hacer y que creo que queda muy chulo.
Dependiendo de la gracia que tengáis podéis hacer
más complementos vosotr@s o comprarlos.
Y aunque alguna cosa la he comprado en tiendas de
scrap puedes encontrar cosas muy chulas en lo que eran las tiendas de “todo a
100” o bazares, “tiendas de chinos” o como les queráis llamar.
Pero bueno, no me enredo más y os explico cómo lo
he hecho, fue tan fácil que hice uno para casa también.

Materiales a utilizar

  • Fieltro
  • Washi tape
  • Cordón (el lila lo compré en Tiger pero el otro es
    del “todo a 100”).
  • Marco Ribba de Ikea (en mi caso cogí el blanco,
    pero también está en negro).
  • Accesorios para decorar
  • Pincitas (las podéis encontrar en tiendas de
    scrap, pero era muy caras, seguro que deben ser de mejor calidad o yo que sé
    pero yo compré las mías en un “todo a 100” y me costaron menos de 1 euro y
    venían un montón).

Como
personalizar el marco de fotos

  1. Lo primero
    que hice es hacer un patrón para las letras, así que fui a word escogí la
    tipografía que me gustaba más y con el tamaño de letra que quería. Pensad que
    si queréis poner las letras colgadas debéis medir el espacio que hay y decidir
    si queréis que queden más o menos pequeñas. También dependiendo de si el nombre
    es más o menos largo tendréis que hacerlas de un tamaño u otro.
  2. Una
    vez con el patrón de las letras lo calcamos en el fieltro y lo recortamos.

  3. En mi
    caso tenía washi tape y decidimos decorar el borde del marco con él, pero sin
    washi tape también puede quedar muy chulo.

  4. Si como
    en mi caso queréis las letras colgando tendréis que medir a que altura queréis
    el cordón y enganchar las puntas a cada extremo del marco. Yo utilicé silicona
    pero con un punto de cola queda perfecto.

  5. Y
    ya sólo nos queda decorar la parte donde va la foto. Aquí dependerá de nuestro
    arte, yo utilicé cosas ya compradas para decorar y lo único que hice fue las
    letras y las banderolas.
  6. Para
    hacer las banderolas sencillamente corté trozos de washi tape y los puse sobre
    el cordón y los recorté en triangulitos.

Así
que ya veis que fácil es, y puede ser un regalo perfecto o una manera de tener
una excusa para tener fotos impresas por casa porque en este mundo digital yo
por lo menos nunca encuentro el momento de imprimir fotos.

¿Ya habéis pensado a quien le vais a hacer uno?

También te puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *