Palabra del pediatra, te alabamos señor.

Como madre primeriza cuando nació la enana
como muchas tenía un montón de dudas e inseguridades sobre cómo debía criar a
la peque y a los pocos días es cuando llega la primera visita con el pediatra.
Y ese es un día muy importante sobre todo
si no tienes mutua (si tienes mutua puedes ir cambiando hasta que encuentres
uno que te gusta) porque va a ser el médico que visite a tu peque durante
muchos años y por desgracia las visitas al pediatra con niños pequeños son muy
frecuentes.
Pues bien, el día que conoces a tu pediatra
parece que tienes que hacer un acto de fe y empiezas a hacer todo lo que te
dice el pediatra, porque claro como no lo hagas y luego pase algo cuando
vuelvas a la consulta a ver que te dice.
Seguir las pautas que te marca el pediatra
da mucha tranquilidad cuando tienes momentos que no sabes muy bien lo que estás
haciendo, pero desde fuera creo que a veces perdemos un poco el sentido común
por hacer lo que dice el pediatra.
Y por eso yo me pregunto….

Quizás es porque ya lo tengo un poco lejano y
después de dos años no recuerdo estas cosas, pero esta semana me he quedado
aterrorizada cuando una compañera me explicaba que el pediatra que
lleva a su nieto (que sólo tiene 13 semanas) le ha dicho a su hija que le tiene
que dar un biberón a las 12 de la noche y tiene que dormir del tirón y no darle
nada hasta las 8. Y como “buena madre
le despierta y como está medio dormido lo mete en la bañera para que se despeje
y así se tome el biberón tal y como le ha dicho el pediatra.

Lo siento, quizás soy yo la rara, pero es que
a mí me ha parecido una barbaridad.
Hay familias que tienen la suerte de que
sus peques enseguida duermen bastantes horas por la noche seguida (por
desgracia no fue mi caso) pero lo de tener unas horas tan marcadas y que si se
despierta con hambre tienes que esperar a la hora lo siento pero no lo
entiendo.
Y es que a veces nos volvemos locos con lo
que ha dicho el pediatra y nos encontramos haciendo cosas que van contra
nuestro sentido común sólo porque lo ha dicho el pediatra.
En mi caso he sido un poco rebelde y he
hecho las cosas a mi manera. Por suerte me gusta la pediatra que me ha tocado
y suelo seguir sus pautas pero cuando después de informarme pienso que hay
otras opciones a veces compagino las cosas visitando a una osteópata o con
homeopatía y realmente he visto que hacer fisio respiratoria puede ayudar a no
tener que acabar con el ventolín (aunque también se lo he dado cuando ha sido
necesario).
Además hablando con compañeras con peques
de la misma edad de la mía me daba cuenta que para una misma cosa cada uno
hacía una cosa diferente y al final todos salen adelante.
Por esto me sorprende que para algunas
cosas sean tan estrictos o te quede el mensaje de que lo debes hacer así porque
si no se va acabar el mundo porque viendo que hay criterios diferentes debe ser
que no es todo tan matemático.
Mi peque dejando a un lado sus alergias
alimentarias tampoco no ha dado muchos problemas, pero he visto como padres que
ven que sus hijos no cogen el peso que han marcado las tablas salen de la
consulta sintiendo que hacen las cosas mal cuando seguramente no es así.
Para mí el pediatra es una parte más de la
crianza de mi peque pero al final si hay algo que tanto mi marido como yo no
vemos claro acabamos haciendo lo que nos parece mejor.

Y ¿vosotr@s como
lleváis la visita al pediatra?

También te puede gustar...

4 comentarios

  1. El gran problema és que molts dels pediatres a Catalunya són metges de família reconvertits i alguns encara mantenen idees una mica arcaiques (els horaris de son/menjar), les taules de pes (l'important és manetenir-se en la seva corba, no quina de elles és!!!) i la pitjor de totes: els nens petits no senten el dolor!!!! (juro que això m'ho va dir una "pediatra" del meu fill fa 5 anys).
    Davant d'això: sentit comú i si alguna cosa no es veu clara, buscar segones opinions.

    • Això no ho sabi, però explica moltes coses. Jo és que quan m'explicava això de que el nen que no té ni 4 mesos ha de dormir 8 hores i quemarquessin aquests horaris de son i menjar em va semblar com d'un altre temps.
      Alucino que et diguessin lo del dolor del teu fill!!!!!
      I ja no parlem del tema de la corba i el pes perqué és veritat que segons quin et toqui pots sortir amb una depressió que no vegis sentint-te mal pare/mare.
      Per això, jo crec que el tema del sentit comú, però a vegades suposo que si som molt primerencs sembla que el perdem una mica el sentit comú…

  2. En el evento de Puleva ya nos dijo el representante de la Asociación Española de Pediatría que uno de los problemas fundamentales es que muchos pediatras actúan según su voluntad y no según el consenso de la asociación. Y además, que hoy en día los padres nos informamos a través de otros medios (libros, internet, blogs, etc.) por lo que no estamos tan desinformados y es habitual que nuestras ideas se enfrenten a las del pediatra de turno. Dicen que actuando con sensatez y sentido común nada puede salir mal. Y yo me aplico ese cuento a diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.