Educación emocional mediante los cuentos

Los que me seguís sabéis que los cuentos son una de las pasiones en nuestra casa y es que me parece una gran herramienta para compartir con nuestros peques.
Con los cuentos jugamos, vivimos mil historias, nos divertimos, aprendemos cosas nuevas y también nos sirven para poder explicar a nuestros pequeños sentimientos y trabajar la educación emocional de una manera que puedan entender.
La semana pasada os hablaba os proponía libros para regalar en navidad de los que nos presentaron de la editorial Cruilla en el “Berenar entre libros” al que nos invitaron a unas cuantas blogueras.
Me encantan estos eventos porque puedo coincidir con algunas compañeras a las que sigo pero además esta vez de la mano de Laura
Coll, autora de cuentos y maestra de educación infantil, tuvimos una charla muy interesante sobre sobre Educación Emocional mediante cuentos.
Supongo que en cada edad se trabaja de formas diferentes según la capacidad de expresar de nuestros pequeños. Me pareció muy
interesante y aprovecharé estos recursos.
Una de las cosas más importantes nos comentaba Laura es no tapar nunca las emociones, todas se deben saber gestionar y expresar.
Los adultos hemos poder empatizar y reconducir las emociones.
Las emociones forman parte de nuestro día a día e influencian mucho a los peques por esto es muy importante ser conscientes  y poder identificarlas y expresarlas.
El problema que nos podemos encontrar es que nuestros pequeños no saben cómo explicar lo que les está pasando así que una herramienta
muy útil para poder expresar y explicar sentimientos puede ser mediante los cuentos.
A partir de los cuentos podemos explicar una serie de situaciones donde los personajes viven unas emociones con los que el niño lo
vive en la distancia pero se involucra en lo que está pasando en la historia.
Los cuentos les aportan muchas cosas útiles para su educación emocional como puede ser el lenguaje para poder expresar lo que
les sucede, la riqueza de conocer otras culturas y que les ayude a empatizar.
En Cruilla nos presentaron varios libros para trabajar las emociones y los valores. Y os animo a ir a su web porque tienen información muy interesante así como propuestas de litros sobre educación emocional.
Os recojo algunos de los que pudimos ver

Tot és culpa meva

Un cuento que nos ayuda a poder trabajar el sentimiento de culpa, y que puedan entender que a veces pasan cosas que no queremos pero que no lo ha hecho queriendo.

El misteri de les pessigolles

Un cuento donde los pequeños pueden reconocer el sentimiento de miedo y que nos ayude a que sepan expresar esta emoción.

El miedo a lo desconocido es muy frecuente entre los peques (e incluso diría que no tan peques). Este es el sentimiento que experimienta el Pinxo y con el que seguro que los peques se identificaran rápidamente y mediante el cuento podremos aprender a identificar esta emoción y gestionarla y además descubrirán que con ayuda de los otros todo se puede superar.En uno de mis post hace tiempo hablaba sobre como actuar ante el miedo y que querría estar preparada para cuando me encontrara con esta situación, así que los cuentos pueden ser una manera de explicarlos.

La festa de la tardor
En este cuento vamos a poder reconocer la alegría y el valor del esfuerzo.
La Rita va al bosque a buscar frutos salvajes para hacer una mermelada, pero se da cuenta que no llega a coger los más dulces, pero por suerte tiene unos amigos que le ayudan.

Que et passa miola?

Un cuento en el que podemos ver la emoción del enfado. Aquí Miola es una gatita que se enfada porque no quiere ir al cole, por suerte acaba venciendo este enfado y se lo pasa muy bien.
Este cuento me ha parecido muy interesante porque en mi caso estoy en etapa ya del no y de enfados (miniadolescencia le llaman también) y me ha parecido muy interesante.
Y con ilustraciones de Anna Llenas de la que soy super fan!!

Otros recursos

Laura también nos propuso otra manera de trabajar las emociones que es mediante imágenes. Nos trajo imágenes de caras expresando
diferentes emociones y nos comentó que las utiliza en su clase para que los peques mediante la imagen puedan explicar cómo se sienten.
Esta idea también me ha encantado y estas navidades aprovecharé para hacer nuestras caritas de emociones.

Laura tiene un blog precioso sobre emociones  “Expressar emocions” os animo a pasar por él
y a seguirlo porque seguro que aprendéis muchas cosas.

También te puede gustar...

4 comentarios

  1. Va ser una trobada molt interessant. Fantàstic resum! 😉
    Moltes gràcies, Núria!

  2. Pingback: Rabietas ¿Y ahora que hago? - La mama fa el que pot

  3. Pingback: Cuento para la vuelta al cole: Què et passa Miola? - La mama fa el que pot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *