Bloggers vs marcas ¿Cuál debe ser su relación?

Cuando le explico a alguien que escribo un blog la gente se suele quedar mirándome como si les hablará en Chino. No suelo explicar que tengo un blog precisamente por esto, porque la gente no sabe de qué le estoy hablando ni porque dedico mi tiempo libre a esto.

La verdad es que en mi entorno me leen mi hermana y dos o tres amigas. El resto no ha sentido ningún interés por seguir mis peripecias vía internet y ni me siguen en Facebook. Al final si ellas no son lectoras de blogs tampoco van a leerme por más que me quieran.

Pero aunque esto de los blogs en otros países es algo más habitual por lo que veo, al menos en mi entorno, la realidad es que aquí aún es algo bastante desconocido y la gente no sabe muy bien cómo va.

Yo los primeros blogs que leí fueron de repostería buscando información de cupcakes descubrí blogs como los de Alma o de Bea que me hicieron aprender y compartir mi inquietud por la repostería.

Pero la maternidad fue lo que hizo que mi vida girase totalmente y lo que pensaba que no haría nunca se convirtió en una realidad.

Yo que antes del 2014 no tenía Facebook ahora estoy en todas las redes sociales y hablo de mis experiencias en un blog.

La realidad es que blogs hay de muchos tipos, supongo que tantos tipos como lectores y que cada uno tiene su público porque no todos buscamos lo mismo.

Los que escribimos blogs normalmente fuimos antes lectoras de blogs. Así que si pienso en lo que buscaba cuando empecé a leer blogs tengo que decir que experiencias reales y compartir el momento en el que me encontraba.

Muchos antes de comprar alguna cosa vamos a preguntar al Sr. Google, pero si nos manda a webs especializadas solemos seguir buscando porque lo que queremos son opiniones, experiencias de alguien que lo ha probado.

Y así es como llegas normalmente a los blogs, buscando las opiniones de gente que quiere compartir cosas que van aprendiendo, descubriendo, etc…

Pero últimamente en la esfera maternal he ido oyendo opiniones diversas sobre cómo debería ser la relación de las bloggers con las marcas.

Escribir un blog lleva mucho tiempo y aunque la mayoría de la gente que escribe blogs suele tener otro trabajo y son pocas las que dedican su tiempo 100% al blog y es su trabajo.

Pero, ¿si hablo de experiencias personales cómo va a ser un trabajo? ¿Las bloggers cobran para hablar de marcas? Si es así, ¿cómo puedo creer que lo que cuentan es real y no lo dicen sólo porque les pagan?

Despúes de casi un año y medio escribiendo un blog tengo que decir que no me extraña que muchas quieran cobrar por escribir en su blog. Un blog no es algo gratis, a todas nos ha costado alguna cosa, ya sea el dominio, cursos de diseño de blogs, diseños del blog, etc… y es normal que lo quieras rentabilizar.

¿Te quita esto veracidad?

Yo sinceramente creo que no, el cobrar de una marca por hablar de ella no es lo que te quita veracidad. Lo que te la va a quitar es que de repente dejes de tener tu propio criterio y escribas lo que te diga la marca.

Ahí dependerá del criterio de cada blogger, pero si te vendes al final lo que perderás es tu comunidad, porque al final lo que yo veo es que sigo a bloggers con las que me identifico, que escriben cosas que me parecen interesantes o que comparto sus opiniones.

Cuando escriben sobre productos que les han hecho llegar me creo que lo que dicen es lo que ellas han vivido probando ese producto y es que si pensara que no es así para mí no tendría mucho sentido seguir leyéndoles

En mi caso mi colaboración más habitual es con Boolino, y es que he descubierto que me encantan los libros infantiles y cuando me ofrecen la oportunidad de reseñar un libro me encanta hacerlo, pero también digo que no reseño cualquier libro, si lo que me ofrecen sé que no me interesa o no me va a gustar ya no hago esa colaboración.

Y es que al final pienso que si hago una colaboración con una marca no me estoy vendiendo porque siempre doy mi opinión sincera sobre lo que hablo.

Si la gente vuelve a mi blog y me lee es porque se cree lo que digo aunque me lo hayan enviado para hablar de ello, porque yo hablo de mi experiencia.

Entiendo que si por ejemplo digo que me encanta la ropa de Baby Horror baby (que siempre he pagado con mi dinero o me lo han regalado, que conste!!) y un día digo que mi hija es lo más vestida con una marca súper clásica, entonces sí que puedes pensar que me he vendido y he perdido mi identidad.

En el evento “Todo Papás Loves BCN” al que fui hace unos meses en una de las charlas una mamá explicaba que ella leía blogs porque buscaba experiencias reales y se quedó sorprendida cuando salió el tema de que las bloggers cobrasen.

Cada blogger vive su blog de forma diferente, en mi caso es un hobbie al que cuido mucho, que me lo paso bien y en el que invierto tiempo (restando horas de sueño) y dinero.

Entiendo que la gente busca naturalidad y opiniones reales en los blogs, pero creo que esto no debe estar reñido porque una blogger decida rentabilizar su trabajo ya que lleva tiempo escribir tus opiniones (además de ilustrarlas con ilustraciones o fotos), pensar los temas (sí, los temas los solemos pensar cada uno de nosotros, por suerte o por desgracia nadie nos va proponiendo temas sobre los que escribir), etc..

Yo seguiré siendo la friky de mi entorno 1.0 mientras me divierta con esto porque por suerte para mí no es una obligación y si puedo sacar algún provecho tengo claro que no dejaré de ser yo por ello y espero que las que estáis al otro lado sigáis acompañándome.

Y aquí se acaba mi ida de olla sobre lo que es un blog y como se debe relacionar con las marcas después de varias semanas pensando sobre este tema.

¿Y tú que piensas? ¿los bloggers no deberían colaborar con marcas? ¿ crees que si opino sobre un producto que me ha facilitado una marca directamente mi opinión es menos válida?

También te puede gustar...

6 comentarios

  1. Buenass, te he encontrado por casualidad. Pues la verdad es que yo me inicié en esto de ser bloggera hace muy poco, buscando información sobre ovusitol encontré blogs de maternidad y empecé a leer y a leer, y cómo me estaba resultando muy difícil esto de buscar un bebé y mi novio decía que le agobiaba, decidí desahogarme en un blog, tampoco con ningún fin económico, es algo que me relaja y me permite evadirme a un mundo paralelo. Que es lo que tú dices, si me lo proponen no me voy a negar y jamás cambiaré mi opinión ni dejaré que la compren porque ante todo creo que la gente busca sinceridad y para las marcas también es bueno, porque así mejoran los productos.

  2. Yo creo que en seguida se ve si una opinión es sincera o no. Las que sólo alaban los productos o parece que hagan un corta pega de la web de turno.. Se les ve el plumero, se nota que les importa un pepino el producto en cuestión o que ni lo han probado.
    Y cobrar, en especie o como sea, me parece bien si a la marca le merece la pena. Es un intercambio, no un regalo.

  3. Yo ahora cobro, pero me al principio me pasó como a esa muchacha que no sabía que los bloggers cobraban. Siempre digo que estaba enganchada al blog Mamis y bebés cuando estaba embarazada y me decía a mí misma "¿Cómo ha podido probar esta chica tantos carritos?". Sí, así de perdida estaba. Comparto tu opinión de que por probar productos, acudir a eventos o escribir posts patrocinados no se tiene por qué perder la credibilidad. Yo me niego a mentir. Si algo no me gusta no lo cuento en el blog, pero es que las marcas se curran mucho sus productos y a aveces pueden tener un fallo que no te convenza pero de ahí a arremeter contra ellas va un mundo. Desde que empecé a colaborar con empresas, no he perdido lectores (al contrario, tengo más) por lo que deduzco que algo sí que siguen confiando en mí cuando me leen o cuando me escriben un mail para decirme que han comprado la misma sillita de paseo que tengo yo para mi bichilla y que están encantados.

    • Tu caso para mi es de un blog que sigo que habla de productos que le hacen llegar y que siempre siento que lo que dices es porque lo sientes así.
      Pero entiendo que gente que no esté en este mundo pueda pensar que si aceptas cosas no vas a ser igual de objetiva. Pero si te siguen al final saben cómo eres y por lo tanto como blogger si no quieres perder lectores no te va a interesar que se sientan engañados.

  4. Yo creo que es normal que las marcas se acercan a los blogs, básicamente porque nosotras no podemos conocerlo todo o son novedades y son productos que hablaría de ellos si los comprara. A mi me ha pasado eso con varias, la de los puzles, los juegos de mesa… Eso si, un blog que un día te habla de las maravillas de la lactancia, al día siguiente esta con lo bueno que es Nestlé o que ves que hace review poniendo de maravilla un portal que tu entras y es una mierda, pues oye, como que se les nota que "venden". Yo he rechazado colaboraciones por no ir con mi estilo o por no creer en el producto, la que quiera abarcarlo todo creo que se le acaba notando y perdiendo credibilidad…

    • Gracias por comentar. Así es como lo veo yo también, que si acepto una colaboración que va acorde con mi blog y que seguramente hubiera comprado no pierde mi veracidad ni mi esencia.
      Es lo que me pasa con las colaboraciones con Boolino, a mi me pirran los libros infantiles, de hecho la mayoría de los que hablo los tenemos en casa o los cogemos de la biblio pero si me ofrecen alguno que me parece interesante no veo que vaya contra lo que soy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.