El Monstruo de colores: ¿sabes identificar tus emociones?

Hoy os presento El Monstruo de Colores de Anna Llenas, un cuento que hace tiempo que quería que llegase a mi casa y gracias al “avi Lluís” forma parte de nuestra biblioteca desde el cumple de la peque.

Las emociones, este gran tema del que me gusta tanto hablar y que por suerte cada vez disponemos de más libros que hablen sobre educación emocional.

Esta semana en que empecé hablando de una gran película como es Del revés donde el argumento principal son las emociones no podía acabar sin una gran propuesta de un cuento para trabajar las emociones.

monstruo de los colores

Como he comentado muchas veces la educación emocional es algo que me parece muy importante de trabajar.

Está claro que las cosas están cambiando respecto a cuando éramos más pequeños y estamos tomando conciencia de lo importante que es saber poner nombre a nuestras emociones y dejar de reprimirlas para pasar a expresarlas.

¿Hay emociones buenas y emociones malas?

Sinceramente creo que no es así, todas son necesarias y normales en reacción a diferentes situaciones (esto lo veréis claramente en la película, así que no os la perdáis).

Y sobre todo nunca hay que menospreciar las emociones de los niños sino que debemos escucharles y acompañarles ya que lo que a nosotros nos parece una tontería para ellos es lo más importante del mundo y a ninguno nos gustaría que nos dijeran que lo que nosotros sentimos no tiene valor.

Yo hace tiempo que soy muy fan de Anna Llenas como ilustradora. De hecho la conocí por sus diseños de cosas para el hogar, pero estoy enamorada de sus cuentos (tengo otro que está sólo en catalán y del que hablaré próximamente).

En este cuento nos encontramos con el monstruo de los colores que se ha enredado con sus emociones y ahora le toca deshacer el enredo.

monstruo de los colores

En el Monstruo de los colores podemos ver cinco emociones básicas que relacionan cada una con un color diferente: Amarillo-Alegría, Azul-Tristeza, Rojo-Rabia, Negro-Miedo, Verde-Calma.

En el cuento el monstruo con la ayuda de una niña empieza el desenredo de cada emoción y cada una guardada en su correspondiente frasco.

Luego nos van explicando emoción por emoción identificándolas claramente con cada color.

monstruo de los colores
Pero además en la web de Anna Llenas podemos encontrar diferentes recursos para complementar la experiencia y aprender más sobre emociones con nuestros hijos.

 

Recurso 1: Nos proponen una actividad con botes donde podemos colocar lanas/plastelina/papeles colores de 5 colores diferentes según la emoción que corresponda a ese color.

Si no tenemos botes en el pdf hay imágenes de botes a los que podemos poner nombre y que los pinten de cada color.

Recurso 2: Nos da una serie de dibujos del monstruo con diferentes emociones para que las coloreen con el color que los niños creen que tiene ese monstruo

Recurso 3: Fotocopias neutras. Una vez que hemos explicado el cuento les podemos dar copias del monstruo con expresiones más neutras sin decirles nada para intentar no condicionar para que los niños lo pinten. Después le podremos preguntar que ha pintado y que le pasa al monstruo, como se siente. En este caso tienen a pintar emociones que están sintiendo ellos mismos o que por alguna razón les haya llamado más la atención.

Además he encontrado un fantástico vídeo del programa Redes (gran programa que me fascina) que habla de este libro. Os dejo el fragmento del programa donde hablan del cuento:

Este cuento me parece básico en cualquier casa y aunque mi padre pensara cuando lo compró que vaya cuento raro que le había pedido para la enana va a ser una gran herramienta para que aprendamos juntas a expresar lo que nos pasa.

También te puede gustar...

4 comentarios

  1. Pingback: Cuento para la vuelta al cole: Què et passa Miola? - La mama fa el que pot

  2. Pingback: Hoy leemos: Así es mi corazón - La mama fa el que pot

  3. ¡Jajaja! No me extraña que tu padre dudase de tu cordura al pedirle este libro, pero todas las opiniones que leo acerca de él son buenísimas. Con mi bichilla, el tema de las emociones, aún no lo hemos abordado. Estamos en una fase más básica, la de "esto no" y "el enchufe es la muerte".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.