Haz tu propia cama de muñecas

Una de las cosas a las que más le gusta jugar a la peque es con sus muñecas, las pasea, las lleva a todas partes y hace tiempo que pensaba en hacer una cama para que las pudiera poner a dormir.

Pero con el día a día no encontraba el momento hasta hace unos días que nos encontramos en casa sin planes y nos pusimos en ello.

De hecho es una manualidad súper fácil y tú eres quien la puede complicar según el tiempo que quieras dedicar y lo que quieras decorar tu cama.

¿Qué necesitamos para hacer nuestra cama de muñecas?

  • Caja de zapatos
  • Pintura y pegatinas o lo que queramos para decorar
  • Una plancha de espuma
  • Tela o sábanas que ya no utilices.

¿Cómo la hacemos?

  • Primer paso: preparamos la estructura

Esta manualidad no tiene secreto y es que cogimos la base de la caja de zapatos y la pintamos por fuera.

En nuestro caso de color rojo que es la pintura que teníamos en casa y no podíamos esperar pero podéis hacerlo con la que más os guste.

Sólo pintamos el exterior pero si queréis podéis pintarla también por dentro.

Una vez seca la pintura podéis decorarla con washi tape, pegatinas o con lo que se os ocurra.

En nuestro caso teníamos pegatinas que la enana puso a su gusto.

He visto gente que ha aprovechado la tapa de la caja para hacerle patas a la camita.

Sólo tienes que partir la tapa por la mitad y pegarla en los laterales.

Nosotros no quisimos complicarnos más y no lo hicimos pero seguro que también queda muy chula.

  • Segundo paso: el colchón y la almohada

Yo he aprovechado que tenía por casa espuma de cuando tapicé las sillas de ikea, pero si no puedes utilizar otras cosas o sencillamente no poner nada.

Medí el interior de la caja y recorté la espuma para que encajara e hice lo mismo para la almohada.

Si no tenéis espuma podéis utilizar relleno de cojín.

Para cubrir el colchón y la almohada cogí unas sábanas viejas que tenía y las recorté y cosí para que la espuma encaje dentro.

Recorté un trozo de tela para que tuviera una sábana y ya está.

Cómo ves realmente no tiene secreto así que puedes aprovechar el verano que tenemos más tiempo para hacer vuestra cama para las muñecas.

La peque está encantada, las pone a dormir y las tapa aunque estemos en pleno verano no sea que cojan frío.

Y es que al final hay muchas cosas con las que pueden jugar y que son fáciles de hacer reciclando cosas que tenemos en casa.

Seguramente no es la cama de muñecas más perfecta pero es la que hemos hecho nosotras y eso la hace única.

También te puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.