Mamá ¿Cómo ha llegado el bebé a tu tripa?

Todos los que somos padres sabemos que llegará un día en qué nuestros hijos nos harán la pregunta “¿De dónde vienen los niños?” o “¿Cómo ha llegado un bebé a la tripa de mamá?”.

Yo pensaba que este momento llegaba cuando los niños eran más mayores pero la verdad es que te llega cuando menos te lo esperas y a mi tengo que decir que me pilló totalmente desprevenida.

Supongo que se han juntado muchas cosas en un mismo momento para que a mi peque de 3 años le haya dado por preguntarme esto.

Está claro que el estar embarazada ha sido clave pero sobretodo que estemos en plena fase del “¿por qué?” ya que mi hermana estaba embarazada hace un año y nunca le surgió esta duda.

Así que más vale que estéis preparadas para este momento porque llega cuando menos te lo esperas.

En mi caso estaba yo tranquilamente con la peque leyendo un cuento a la enana en la cama cuando de repente me soltó la pregunta del millón.

No venía a cuento de nada ya que no estábamos hablando del hermanito ni leyendo ningún libro sobre bebés ni nada, así que me pilló desprevenida, pero en ese momento tuve claro que no quería explicarle historias de cigüeñas y/o abejitas.

Así que de la manera más sencilla que supe primero le expliqué que “el papa y la mama nos queremos mucho y así había llegado el hermanito”.

Y yo ingenua de mi pensaba que con eso tendría suficiente, pero no fue así y vino un “¿pero cómo? Así que la continuación tuve que explicarle que los papas ponen una semilla en una especie de huevo que hay en la barriga de la mama y que si hay suerte empieza a crecer un hermanito.

A todo esto mi marido que estaba en la habitación de al lado estaba flipando y vino a preguntar que porque le explicaba esto. Se debía pensar que lo hacía por gusto y que no tenía nada mejor que hacer que sacar este tema.

Con esta explicación parece que se quedó satisfecha ya que pudo ver el embarazo de mi hermana y ya sabía que a medida que la tripa crece el bebé también y al final nace un bebé.

En ese momento no me preguntó nada más, pero hace unos días os explicaba que en casa nos hemos enamorado del cuento “Dentro de nuestra mamá” y ahora lo leemos cada noche.

Pues en este cuento vas viendo como el bebé va creciendo a medida que la tripa va haciéndose más grande y hay un momento en que el bebé se pone del revés y claro le dije que “mira ya se ha girado para salir” y claro la enana es rápida de reflejos y al momento me preguntó que por donde iba a salir. Así que nada, con esta lectura acabé el pack y le dije que salían por la vagina.

Cada padre sabemos qué están preparados nuestros hijos para oír, en mi caso la verdad es que pensé que ser lo más natural era lo mejor.

Cómo es tan pequeña tampoco le iba a dar muchas más explicaciones, supongo que si me hubiera pillado siendo más mayor le hubiera contado cómo funcionan las cosas de otra manera pero creo que en este caso no lo iba a entender y tampoco tenía sentido.

Ahora mi duda es cuando tardará en preguntarme como llegan a la tripa los bebés de madres que no tienen pareja ya que tiene algunos amigos que son hijos de madres solteras, pero bueno eso será otro tema y espero que llegue mucho más adelante porque no quiero ni pensar si tengo que hablarle de fecundaciones in vitro.

¿Os han planteado estas dudas vuestros peques? ¿Cómo lo gestionasteis?

También te puede gustar...

9 comentarios

  1. Si es que son super mayores 🙂 Yo también soy muy natural con ella hablando de las cosas, y sabe que mamá está intentando tener un bebé en la barriga! Otro cuento que es precioso se llama "nacido del corazón" explicando el caso de una pareja que no podía tener hijos y adoptaron, seguro que para otros tipos de familia hay cuentos maravillosos tambien!! 😀

    • A mi me pilló totalmente desprevenida, no me esperaba para nada la pregunta y se lo expliqué como pude, pero si que tenía claro que quería ser natural y explicárselo a su nivel pero sin contar historias.
      Hay cuentos que son una pasada, buscaré el que me comentas que seguro que nos gusta.

  2. Madre mía, que bien respondiste para haberte pillado de sorpresa. Yo no se cómo hubiera respondido en ese caso. La verdad es que de momento no ha pasado, pero al leer tu post, sí!! hay que estar preparados. Y apoyo lo que dices, la naturalidad lo mejor. Apoyo lo de los cuentos, ayuda mucho a explicar las cosas. Gracias por compartirlo! Feliz día

    • intenté salvarlo con lo de que nos queríamos mucho y así había llegado, pero los peques no son tontos y su curiosidad y sus preguntas pueden ser inacabables, así que conociéndola intenté dar una explicación que no fomentara más preguntas.
      Pero me di cuenta de que rápido se hacen mayores y que tienen curiosidad por todo y al final opté por explicarlo como lo natural que debe ser algo así pero con palabras que pudiera entender.

  3. La mía aún está empezando a hablar, así es que espero que estos razonamientos aún no la desvelen. Yo no sé si pasaría menos apuro con las chroradas de la cigüeña o con una historia como la tuya. la verdad es que saliste bastante bien del aprieto. A lo mejor diré que me entró por el ombligo…

    • jaja, lo del ombligo a mi me daría un poco de miedo, me ha sonado un poco "alien".
      Si al final te decides con un segundo embarazo no te despistes porque si la bichilla habla ya ves que la pregunta puede llegar cuando menos lo esperas.

  4. A mi me pasó. Cuando estaba embarazada de mi bichilla vino mi sobrino con 4 años y me preguntó cómo había llegado el bebé a la barriga. Yo le dije que eso sería mejor que su madre se lo explicara que era una historia muy bonita. Y el niño me dice: Es que se lo pregunté a mi mamá y me dijo que te lo preguntara a ti. Miré a mi cuñada y a mi suegra y las dos estaban riéndose, como diciendo, mira te he pasado el marrón. En un principio sentí rabia porque no es mi hijo y creo que esto es la labor de un padre o una madre el explicarlo. Pero luego sentí pena, porque el pobre preguntaba y preguntaba y siempre le daban largas. Así que al final se lo expliqué yo, ante la atónita mirada de mi cuñada y mi suegra y nada de abejas, ni cigüeñas ni mentiras.
    Eso sí, cuando me quedé a solas le dije a su madre que cuando preguntase por donde sale los niños que no le mintiesen. Por suerte para ella no lo hizo. Él decía que la barriga explotaba y el bebé salía y con eso lo dejaron ahí pensando que así es.
    Saludos

  5. Pingback: Hoy leemos: ¡Mamá puso un huevo! - La mama fa el que pot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *