Papel de la matrona en embarazo

Mi primer embarazo lo llevé desde el principio hasta al final a través de mi seguro privado y aunque hubo algún momento que me planteé ir a parir en un hospital público ya que quería tener un parto respetado la confianza que me dio mi ginecólogo y que en todo momento entendió el parto que quería tener y me dijo que no habría problema hizo que finalmente no lo hiciera.

Así que durante el embarazo sólo tuve contacto con la matrona en los cursos de preparto que hice y el día del parto.

Tengo que decir que durante el parto la matrona fue mi gran soporte y la que junto mi marido me estuvo acompañando y asesorando. Fue la misma matrona con la que había hecho los cursos preparto así que sabía de primera mano que no quería un parto medicalizado a no ser que fuera imprescindible y pude en todo momento estar de pie, andar,  ayudarme mediante la pelota con las contracciones, etc….

Luego ya no volví a tener ninguna relación más con una matrona porque en ningún momento nadie me informó del papel de las matronas después del parto.

Tres años más tarde he aprendido algunas cosas y la charla de “Bienvenida Matrona” también me hizo ver que en este segundo embarazo quería tener más relación con ellas.

Así que llamé para pedir hora y cuando le dije a la persona que me daba la hora  que quería una primera visita embarazada de 18 semanas por poco le da un síncope pensando que llevaba unas cuantas visitas de retraso.

Fui a la primera visita de la matrona que fue muy amable. Al ser el mío un segundo embarazo hay mucha información que no me tuvo que dar.

Pero me gustó mucho hacer esta visita y de hecho como sigo con mi ginecólogo en vez de cada mes iré a las visitas cada dos meses.

¿Cuál es el papel de la matrona en el embarazo?

Teniendo en cuenta que el embarazo es un proceso fisiológico y no una enfermedad que se deba curar , la matrona lo que hace es supervisar,  asesorar y acompañar a la mujer durante todo el embarazo, haciéndolo más llevadero y solventando muchas dudas de la futura mamá y en caso que sea necesario derivará a un especialista.

Su formación es la de una enfermera especialista en obstetricia y ginecología.

En mi primera visita me hizo preguntas sobre cómo me encontraba, me preguntó sobre hábitos alimentarios, de salud, sobre el sexo durante el embarazo y finalmente me pesó y pudimos escuchar los latidos del pequeño.

Lo que más me gustó fue el papel cercano que tienen y que a veces los médicos pueden ser más distantes o no estar por según qué temas.

Me dio información sobre los diferentes tipos de partos y en mi caso le pregunté sobre el “programa MARE”  (fue el programa que siguió mi hermana y del que hablaré otro día).

Y me recomendó una Guía para Embarazadas que podéis descargar en catalán o castellano y donde podemos encontrar información muy útil así que os lo recomiendo totalmente.

Yo estoy contenta de que en este embarazo la figura de la matrona tenga un papel más importante ya que son las que me van a apoyar en el momento del parto y también esta vez voy a seguir en contacto durante el postparto.

Además he podido leer que hay estudios que demuestran que la ayuda de una matrona reduce las anestesias epidurales, ya que si te preparas para el dolor, es muy posible que seas capaz de tener a tu bebé sin demasiadas intervenciones, lo que se traducirá en un parto normal y feliz y al final es lo que todas queremos.

Personalmente creo que sea tu primer embarazo o no seguro que tener relación con la matrona te ayudará ya que estoy viviendo en mis propias carnes como cada embarazo es un mundo.

Y os recomiendo el blog de “Tu matrona en internet” yo hace tiempo que la sigo y fue también la que me ayudó a dar el paso a visitar a la matrona esta vez y por supuesto para vuestras dudas creo que está muy bien la iniciativa de “BienvenidaMatrona” de Caprabo.

Creo que las matronas deberían dar más visibilidad a la labor que hacen porque la realidad es que por ejemplo en mi caso, que creo que soy una persona que me suelo informar,  en ningún momento me llegó la información sobre cómo podían ayudarme.

¿Tuviste relación con matronas durante tu embarazo o el postparto? ¿Cómo fue tu experiencia?

También te puede gustar...

5 comentarios

  1. Pingback: Preparar el plan de parto - La mama fa el que pot

  2. En mi caso mi matrona fue un amor… Pero como luego en el parto te atiende otra, pues la verdad, no es lo mismo (y eso que las que me atendieron fueron un amor).

    En el postparto prácticamente no le vi (era un hombre) salvo para las visitas de rigor, y después con el tiempo me he quedado con ganas de más… ¿No deberían de ayudar con la lactancia materna? ¿Asesorar? No sé, me pareció que se terminaba el tema muy bruscamente en cuanto nació el bebé…

    Feliz día y gracias por la reflexióN!

    • yo lo que estoy viendo ahora es el apoyo que te pueden dar y que en mi primer embarazo no tuve por total desconocimiento.
      En el postparto se que tienen un papel muy importante y te ayudan con la lactancia materna (es lo que he podido ver en el caso de mi hermana) y hay grupos de postparto.
      No se si en cada centro funcionan de manera diferente pero por lo que he podido irme informando en principio también deben ser un gran apoyo durante el postparto.
      Sinceramente lo que veo en general es que hay desconocimiento sobre sus funciones y como te pueden ayudar.
      Ya os contaré como me va a mi esta vez cuando nazca el peque.

  3. Lo mío con las matronas fue amor desde el primer minuto. En todo el embarazo solo tuve una visita con la ginecóloga a los 5 meses y el día del parto la ginecóloga sólo pasó por la sala de dilatación para presentarse y punto. Ya no la volví a ver más. Mucha gente se empeña en elegir ginecólogo para sus partos, cuando en realidad, si todo transcurre de forma normal y sin riesgos, un ginecólogo no debería intervenir para nada. El problema de esta obsesión con elegir médico es que los ginecólogos suelen ser más impacientes y muy dados a intervenciones innecesarias, mientras que las matronas saben mejor de qué va el tema y actúan de forma más respetuosa y sin prisas. O al menos esa es la teoría que me enseñaron en los cursos de preparación al parto.

    • En mi caso como en el primer embarazo fui directamente por privado en ningún momento nadie me dijo nada de visitarme con la matrona.
      Y al final es lo que dices quien te acompaña durante el parto es la matrona y yo también tengo muy claro que para mi fue un gran apoyo.
      Por este motivo creo que deberían dar a conocer más su importante labor ya que muchas podemos pasar todo un embarazo, parto y postparto y que nuestro único contacto con ellas sea el momento del parto. Y todos son momentos en que solemos necesitar mucho apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.