Probamos el test no invasivo neoBona

Hace unas semanas os hablaba de neoBona®, un nuevo test no invasivo para la detección de anomalías cromosómicas.
Tal y como os comentaba me pareció un gran avance para cuando existe un embarazo de riesgo o si en los análisis habituales se detecta algún valor alterado ya que los resultados del test son bastante rápidos.
Pues finalmente he tenido la oportunidad de probarlo y estoy muy contenta de haberlo hecho porque a pesar de que mis
análisis rutinarios decían que todo estaba bien me quedé más tranquila al confirmar que era así.
Eso sí, tengo claro que lo que he descartado son las trisomías más comunes y que por desgracia hay muchas otras enfermedades raras que de momento no se pueden detectar en este tipo de test pero cuando recibimos los resultados todos nos sentimos más tranquilos al confirmar lo que ya sospechábamos.
Para realizar este tipo de test la petición tiene que venir por parte de vuestro ginecólogo/a que valorará qué tipo de test es el
que puede ser de mayor relevancia según nuestro caso.
Ya os comentaba que al final si no hay antecedentes médicos el que incluye el análisis de microdeleciones no sería el más habitual ya que disminuye la sensibilidad y puede dar falsos positivos.
Para mí lo importante a la hora de decidirte a realizar este tipo de ensayos de neoBona es poder evitar tener que hacer una amniocentesis que puede tener un riesgo para el embarazo, así que es importante elegir bien el tipo de test que nos interesa.
Para hacerme la prueba fui a uno de los laboratorios que Labco tiene en Barcelona, pero podéis consultar en su web qué centro tenéis más cerca de casa.  Labco dispone de 48 laboratorios y 255 centros de extracción en España, y 32 laboratorios y 300 centros de extracción en Portugal.
Llegué al centro con la petición de mi ginecólogo y sólo fue necesario que me hicieran una extracción de sangre y con esta
muestra la guardan en el kit especial para este test.
imagen folleto información neoBona
Y así de fácil, no tuve que hacer nada más que esperar 5 días laborables en los que recibí los resultados del test en mi mail y si facilitas el mail del ginecólogo/a le hacen llegar también los resultados.
Mi experiencia con neoBona ha sido muy positiva, me han tratado muy bien en todo momento y han resuelto mis dudas sobre el test.
Creo que lo mejor de todo ha sido poder tener resultados en un plazo corto de tiempo.
Como ya he comentado, en mi caso todo me hacía pensar que iba a estar bien, pero aun así tenía los nervios de confirmar que fuera así, por lo tanto no me quiero imaginar lo que debe ser esperar una semana más con esta incertidumbre si tienes dudas sobre cómo está el peque o si algún valor de los controles previos no ha salido como se esperaba.

Estoy contenta de ver que la ciencia cada día nos da nuevas herramientas para las que las queramos utilizarlas nos de la información para poder tomar una difícil decisión en caso que fuera necesario o nos ayude a estar tranquilas y disfrutar del embarazo.

También te puede gustar...

7 comentarios

  1. Pingback: Ecografía de las 20 semanas - La mama fa el que pot

  2. Está genial que vayan sacando nuevas formas de detectar anomalías, sobre todo si son para evitar la amniocentesis. Como dices, quizás no sean tan completos pero para casos en los que el riesgo es mínimo, es mucho mejor recurrir a estos test.

    • Sí, es genial que cada vez haya formulas menos agresivas y eficaces de detectar anomalías.
      De todas formas me gustaría aclarar que estas pruebas son de cribado, mientras que la amnio es una prueba de diagnóstico.
      Las pruebas de cribado se hacen para determinar cuál es el riesgo de tener un feto con anomalía. Cuando el resultado es de riesgo es necesario hacer una prueba de diagnóstico para confirmar el resultado, y es aquí donde entraría la amnio.
      Como las nuevas pruebas son tan precisas, solo será necesario hacer la prueba diagnóstica en muy pocos casos.

  3. Ay, qué de avances para cuando tenga nueva preñez. Oye, pues es genial este tipo de invento. Si no es muy caro y más o menos todos nos lo podemos permitir…

    • A ver, el precio test básico (que sería el más habitual) es de 445 Euros, no se si todo el mundo se lo puede permitir. Pero quizás te puedes estar de algunas cosas y prefieres invertir en esto si tienes dudas sobre si todo va bien.
      Yo en mi caso prefiero invertir en esto que en otras cosas, pero cada uno sabe como va su economía y sus preferencias. El tema es que al final cuesta más o menos como una amnio y el riesgo es mucho menor, así que espero que pronto entre por las mutuas o por seguridad social.

  4. Desconocía totalmente este tipo de test no invasivo, me parece interesante y a tener en cuenta si nos decidimos a tener un tercero…

    • Yo supe de este tipo de test al poco de nacer mi peque. Salieron unos tests en los que la muestra se enviaba a EEUU y en 15 días tenías resultados pero eran bastante más caros, casi el doble.
      Pero ya me pareció un gran avance, así que imagínate ahora que en 5 días laborables tienes resultados y además mejor de precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.