Haciendo Balance de 2015

Estamos ya a las puertas de un nuevo año y yo como
muchos empiezo a mirar cómo me ha ido el año y si he cumplido con mis
própositos de este año.
Creo que al final he cumplido con los dos que más
me importaban que era el poder volver a quedarme embarazada y el de estar más
tiempo con mi peque.
Pero está claro que lo de tener más tiempo para mí
ha sido algo imposible. Con el embarazo he querido dedicar más tiempo a la
enana y aunque para mi cumple me pedí unos masajes resulta que después de 3
meses no he hecho ninguno.
El de ir al gimnasio también ha sido un tremendo
desastre. Tanto que ya estoy desapuntada.
Eso sí con el embarazo me apunté a hacer Yoga para Embarazadas después del verano y he ido un trimestre, ¿eso cuenta?
Este año ha sido un año de muchos cambios para mí.
Hubo un cambio muy importante en mi empresa que me ha supuesto un cambio de
trabajo pero el mayor cambio es la perspectiva de ser bimadre.
Para la peque también ha sido un año de muchos
cambios. Ha dejado de ser tan peque y ya va al “cole de grans” y está empezando
a ver que pronto nacerá un hermanito.
Por este motivo este año he querido disfrutar a
tope del tiempo con la enana porque el año que viene mi tiempo tendrá que estar
dividido entre dos.
Y estas Navidades están siendo muy especiales ya
que este año ya entiende quien es Papa Noel, el Tió, los Reyes….
Sinceramente las Navidades (con lo folclórica que
soy para las fiestas) no son mi época preferida del año, pero desde que está la
peque estoy volviendo a recuperar la ilusión a través de ella y puedo decir que
no tiene precio la cara que puso cuando vió que había pasado Papa Noel por
casa, los nervios para que fuera ya el momento de hacer “cagar al Tió” y como
cada día pregunta si ya vienen los Reyes Magos.
Así que creo que ha sido un buen año, que me gustaría
poder parar el tiempo y que no creciera porque creo que esto va demasiado
rápido y no me da tiempo a disfrutarlo completamente.

¿Mis propósitos
para el 2016?

Sinceramente si lo pienso ahora mismo creo que mi
único propósito va a ser el de sobrevivir.
Y es que si dicen que con el primero no te avisan
de lo duro que es cuando vas a tener un segundo estás más que avisado porque
todo el mundo te dice el trabajo que es y que no es el doble sino más.
Así que entre estas advertencias y con las pocas
fuerzas que acabo este año (no he podido hacer vacaciones más que los días
señalados) no quiero pensar en nada más que sobrevivir y sobretodo disfrutar de
este pequeño que viene de camino.
Volver a tener un bebé en casa me llena de alegría
y de fuerzas sobretodo porque sé que será el último.
Espero que hayáis cumplido vuestros propósitos del
2015 y que tengáis un MUY BUEN 2016.
¡FELIZ AÑO NUEVO!!

También te puede gustar...

4 comentarios

  1. Feliz final y principio de año!!!!
    Yo no me propuse grandes cosas y la verdad es que solo pedí que mi marido encontrara trabajo y aunque le ha costado, por fin puedo decir que lo tiene. Un añito, pero algo es algo, así que termino el año pensando en no hacer propósitos. Este año en el blog he despedido el año dando las gracias y quedándome con lo bueno del 2015 y dejando que lo malo desaparezca, para empezar bien con el año que está por llegar.
    SALUDOS!

    • Creo que no había mejor deseo para cumplir que el de que tu marido consiguiera trabajo y es que tal y como están las cosas es la mejor noticia.
      Espero que el 2016 vaya todo genial.

  2. jajaja yo nunca me hago propósitos que me conozco. Aunque si tengo "deseos" que me gustaría cumplir. Para este año me gustaría poder ir a por otro hijo, pero aun esta la cosa achuchada económicamente. Este año también empecé con el yoga y con el gimnasio, y lo voy cumpliendo jaja..pero sin estrés eh.
    Nuestros peques también coinciden ya que el mio ha ido este año al cole por primera vez. Para este año…paso de propósitos jaja, sobre la marcha 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *