Preparando la llegada del nuevo bebé

Ya estoy de cuenta atrás para que llegue el peque de la casa y empiezo a ser consciente de la revolución que va a suponer en casa la llegada del nuevo bebé.

La verdad es que soy de las que en el embarazo me encuentro súper feliz y no soy muy consciente de que tienen que salir.

Con mi hija no preparé la bolsa para el Hospital hasta dos días antes que naciera, acabé sin fotos de embarazo porque lo iba posponiendo semana tras semana y me bajaron el moisés a casa mientras estaba en el Hospital.

Pero claro con un segundo peque me he tenido que empezar a organizar antes, sobretodo porque la casa está invadida de cosas de su hermana y si me espero hubiera llegado a casa sin tener un cajón donde meter sus cosas.

En mi última revisión el ginecólogo me dijo que parece que el peque está muy grande y me medio insinuó que sería una pena habiendo tenido un primer parto vaginal que el segundo acabará en una cesárea y que iríamos viendo cómo va evolucionándo las siguientes semanas.

Ahora me está haciendo un seguimiento para ver cómo va creciendo además de que me repitieron las pruebas del azúcar para descartar que tuviera diabetes gestacional pero todo esto me ha hecho ser más consciente de que cuando menos me lo espere seremos uno más en la familia.

La peque de momento está encantada con la llegada de su hermanito, le canta canciones, le habla, le da besos y cualquier momento es bueno para subirme la camiseta y empezar a tocarme la tripa para hablarle a su hermano.

Pero yo de repente me he dado cuenta que vamos a ser uno más, hasta ahora vivía en mi mundo ideal disfrutando de la peque y del embarazo sin pensar en el cambio que va a suponer para la familia.

Cuando tienes un primero mucha gente dice que nadie les había dicho lo duro que es, sólo te hablan de las cosas bonitas. Con un segundo esto no es así, primero porque ya tienes tú una experiencia previa, pero además es que TODO el mundo te dice que es muy bonito pero que es agotador porque no es el doble de trabajo sino que lo es mucho más.

Así que tengo que confesar que ahora que estoy en la recta final me está cogiendo un poco de preocupación por el tema de la llegada del nuevo bebé.

Y es que veo a una niña que ya se va haciendo mayor y me contagio de los nervios de mi marido sobre porque nos hemos vuelto a liar la manta a la cabeza ahora que dormimos tan bien por las noches y la enana casi no se pone mala.

No sé si se os pasaron estas cosas por la cabeza cuando tuvisteis un segundo o quizás soy yo que con las hormonas me da por pensar estas cosas.

También le hemos empezado a decirle que cuando nazca su hermano irá unos días a dormir a casa de los abuelos porque nosotros estaremos en el Hospital y es algo que no lleva nada bien.

Me empieza a decir que ella quiere estar con nosotros y tampoco la quiero agobiar mucho con este tema pero ese momento está cada vez más cercano y me hace pensar más en eso.

Supongo que al final todo acaba siendo mucho más fácil de lo que piensas y mi peque cuando se ha quedado en casa de los abuelos lo hace encantada y no les pregunta por si vamos a ir a buscarla o no porque como buenos abuelos la malcrían todo lo que pueden y más así que está como una reina.

En casa tampoco hemos hecho muchos cambios porque los primeros meses dormirá en nuestra habitación y cuando lo movamos irá en principio a dormir a la habitación con su hermana y más adelante ya nos plantearemos hacerle una habitación.

¿Cómo gestionasteis la llegada de un hermano? ¿Llevaron bien el tema de que los “papás” no estaban en casa durante nos días?

También te puede gustar...

9 comentarios

  1. Pingback: Un hermano, el mejor regalo - La mama fa el que pot

  2. Pingback: Un hermano, el mejor regalo - La mama fa el que pot

  3. Toditas esas dudas tuve yo y creó que la mayoría.. Incluida lo de " quien nos mandaría meternos en estas de nuevo ( y eso que peluchin aún dormía mal).
    Es agotador, es cierto pero todo pasa , aunque yo sabes que aún vooy medio axfisiada porque pitufiña es cañera de noche y de día, jajjajjaja.

    Lo del hospital peluchin lo llevo bastante bien porque sólo faltamos dos noches,eso yo porque papi sólo faltó una ( la otra se quedó. Conmigo mi madre y él durmió con papi.

    Todo ira genial y OS sorprenderá, ya lo verás:)

  4. UY tu eres de las mías, mi embarazo también fue happy y no tenía miedo ni preocupación alguna.. monté la habitación con barriga de 8 meses, compré el carro un mes antes y la bolsa..ejem ejem, ni la tenía jaja, cuando fui a dar a luz pedí que me llevasen 4 cosas y listo. Lo que si es cierto es que yo ahora tendría las mismas dudas o miedos por ser el segundo, porque no es lo mismo ocuparse de uno,que de dos. Y a parte está el miedo a que el mayor no lo asuma bien, que tenga celos etc.
    Pero ya verás cómo en unos meses estarás contando que todos tus miedos quedaron atrás y que no fue para tanto!

    • jajaja, me acabo de sentir un poco menos rara porque yo tenía a toda la familia loca con que no hubiera preparado la bolsa, que no tuviéramos la cuna en casa, etc…
      Y en este segundo embarazo he sido más o menos igual (sigo sin tener la bolsa preparada, ni la cuna en casa,….)pero ahora que veo el final sí que me he empezado a preocupar de que cuando llegue el momento la peque esté bien.

  5. Me he sentido muy identificada!! Efectivamente, yo iba feliz con mi embarazo y mi niña, y cuando ves más cerca la fecha de parto, empiezas a pensar cómo serán los primeros momentos, cómo te arreglarlas… Creo que es muy sano y normal, y todo va pasando. Verás cómo te organizas bien!! Un abrazo!!

    • Normalmente soy muy despreocupada para estas cosas, prefiero pensar que cuando llegue algo pues ya veremos que hacemos, pero esta vez no puedo evitar pensar en estar preparada para esto para que la peque lo lleve bien.

  6. Es normal que estés preocupada… Pero ya verás que poco a poco todo se pone en su lugar. Si te has apañao' la mar de bien con una, el segundo está chupado 🙂 ¡Un abrazo!

    • con la primera la verdad es que no pensé mucho en estas cosas, al final cuando llegaramos ya nos lo encontraríamos. Pero ahora como me preocupa que ella lo lleve bien.
      Ahora que se acerca el momento lo hablo con ella pero lo de que no vaya a dormir en casa con alguno de nosotros no lo acaba de entender. Estoy segura que cuando llegue el momento estará tan contenta de quedarse con los abuelos que le pasará muy rápido hasta que estemos los 4 en casa y cuando salga del cole estará con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.