Postparto: lo que no te cuentan

Ya ha pasado el primer mes desde el nacimiento del peque y esta semana espero que por fin me digan que he superado la cuarentena con éxito, pero me he vuelto a dar cuenta lo poco que nos hablan del posparto cuando estamos embarazadas.

Postparto

Antes de quedarnos embarazadas o durante el embarazo podemos encontrar un montón de información sobre esos momentos y la gente suele hablarte de sus experiencias y darte sus opiniones lo quieras o no.

Pero pocos te cuentan lo que te vas a encontrar cuando llega el momento en que tienes a tu bebé en brazos.

Yo leímucho sobre el embarazo, fui a charlas sobre el impacto de la alimentación,  he hecho deporte para embarazadas y luego me informé sobre el parto e incluso preparé mi plan de parto y lo preparé todo para la llegada del bebé, pero el postparto quedó como si fuera algo de lo que no me tuviera que preocupar.

Acaba de salir de tu cuerpo tu precioso bebé y con suerte habrás tenido un buen parto pero aunque sea así de repente te encuentras floja, intentando que el peque se agarre al pecho (si optas por la lactancia materna) y sangrando sin parar con unas súper compresas que no siempre se colocan del todo bien.

Así que te digo que no te estreses por estar estupenda, el postparto puede ser muchas cosas pero sobretodo NO ES SEXY.

Yo he sido de las afortunadas que he tenido un buen postparto en el sentido que me he encontrado bien, sin dolor de puntos, dolor al ir al baño, pérdidas de orina u otras cosas pero de repente me encontré floja y con un mar de emociones a flor de piel.

Esta segunda vez ha sido diferente porque ya sabía lo que me esperaba y me he tomado las cosas diferente sobre todo con más paciencia y con la tranquilidad de saber lo que tenía que hacer.

Pero puede ser que te encuentres desbordada, sin fuerzas, dolorida y con un peque que llora y no sabes muy bien qué hacer con él.

Creo que lo mejor es que sigas tus instintos y si necesitas ayuda pídela

A muchas nos pasa que sentimos que tenemos que hacerlo todo, pero sinceramente me he dado cuenta que me equivocaba, no tenemos que demostrar nada porque vamos a ser las mejores madres de nuestros bebés.

En mi primer postparto hubo momentos en que me sentía desbordada, la peque se pasaba horas en el pecho y no tenía tiempo para hacer nada.

Iba como una mamá loca que la mayoría de las veces no encontraba el momento para poder ducharse y con la ropa llena de manchurrones de la leche.

Me pasaban las horas sintiendo que no había hecho nada más que dar teta, cambiar pañales a la peque y yo seguía con el pijama puesto.

Había gente que me decía que tenía que cuidarme más aunque tuviera un bebé y eso me hacía sentir fatal y me daban ganas de llorar y de hecho lloré.

Lloré muchas veces en mi primer postparto porque me sentí superada, porque tenía las emociones a flor de piel porque no sabía si lo que hacía estaba bien y a veces sentía que nadie entendía lo que me pasaba y estaban contra mí (malditas hormonas).

Y es lo mejor que hice, no guardarme todo eso y llorar. Si tienes ganas de llorar hazlo sin preocuparte de lo que piensen los demás.

Ahora me doy cuenta que lo mejor que hice fue seguir mis instintos. Sentía que la prioridad era mi pequeña y si no me duchaba no pasaba nada, el día siguiente sería otro.

La llegada de un peque nos trastoca todo, pero es que además nuestro cuerpo se ha “alterado” y lo mejor es que vayamos aceptando que va a llevar su tiempo y que puede que sea más del que pensábamos pero no pasa nada.

Todo se supera y lo vamos a hacer muy bien.

A mí me ayudó hablar con otras madres que estaban como yo, me hacía ver que lo que me pasaba a mi les pasaba a otras y me ayudaba a sentirme más normal.

Hay momentos duros en el postparto en los que pensé que no podía con esto, que era demasiado para mí y que esto de ser madre me superaba. Pero eran eso, momentos.

Pero tengo claro que sentía ya este amor tan intenso que se siente por un hijo y que me daba cuenta que tenía en mis brazos el mejor regalo que podría tener en mi vida.

El postparto puede ser muchas cosas, pero sobretodo es una etapa más que acabarápasando.

¿Cómo llevasteis el postparto? ¿Fue algo fácil o hubo
momentos en qué sentisteis que era demasiado?

También te puede gustar...

3 comentarios

  1. Yo sólo he vivido un post parto, y todo el mundo dice que al ser primeriza y no tener otra criatura de la que ocuparme, todo es mucho más fácil. Pero de todo lo que cuentas, el ir a un grupo de crianza en el que compartir lo que me pasaba y darme cuenta de que casi todas mis experiencias eran similares a las de otras mamás, me sirvió para normalizar la situación y pensar que podría salir adelante como cualquiera.

    • Pues yo sinceramente creo que este segundo postparto está siendo mucho más fácil que el primero porque ya sabía lo que me encontraba.
      Y lo del grupo de crianza me parece que es algo que ayuda un montón, relacionarte con otras madres que están en el mismo momento que tu ayuda mucho.

  2. Pingback: Ayuda con la lactancia materna - La mama fa el que pot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *