16 semanas, ¿Y ahora qué?

Sin darme cuenta ha llegado el día en que se acaban mis 16 semanas de baja laboral.

Miro a mi enano y lo veo tan pequeño aún y a la vez me doy cuenta de lo que está creciendo y que “el estado” ha decidido que 16 semanas son suficientes y que ya me tengo que reincorporar a trabajar cuando no tiene ni 4 meses me parece increíble.

Da igual que se recomiende la lactancia exclusiva hasta los 6 meses y que nos recuerden que la leche materna es la mejor, con 16 semanas a volver a trabajar.

Bueno, tengo que ser sincera. Sí que piensan en la lactancia ya que puedo tener una hora al día para darle de mamar. Pero ¿Cómo es eso viable con una lactancia a demanda?

Mi peque no está preparado para que le deje a cargo de otras personas. No quiere biberón ni chupete  y durante estas 16 semanas es a mí a quien tiene siempre a su lado y se pone nervioso cuando está más rato del que él considera necesario con alguien que no sea yo y sinceramente YO tampoco estoy lista para separarme muchas horas de él.

En los últimos meses he oído mucho a los políticos hablar de la ampliación de la baja de maternidad pero por desgracia no se ponen de acuerdo en nada
y ya va a ser tarde para mí

Por este motivo me toca preguntarme ¿Y ahora qué?

Supongo que cada una tiene una respuesta diferente a esta pregunta.

Mi respuesta hace 4 años fue volver a trabajar aunque fueran sólo 5 horas diarias convirtiendo vacaciones en horas y así pude estar el primer año de vida de mi hija sin trabajar por la tarde.

En aquel momento mi hija se podía quedar con los abuelos y a pesar que no iba a estar conmigo sabía que iba a estar con las personas después de sus padres que más la quieren.

Pero ahora mi situación es diferente y mi hijo es diferente a su hermana y necesita cosas diferentes.

Sólo de pensar que tengo que dejarle en la guardería con 16 semanas se me ponen los pelos de punta. Son 3 meses y 21 días y es muy pequeño aún para dejarle y sólo de pensarlo me dan ganas de llorar.

Así que la respuesta a la pregunta es que tendré que compactar la lactancia, hacer las vacaciones y finalmente coger un mes y medio de excedencia.

Con todo esto me encontraré con un bebe de 7 meses volviendo a trabajar a tiempo completo o sinceramente a pensar otras opciones.

Tengo suerte porque muchas familias no pueden permitirse estar un mes sin cobrar y dejar a tu bebé tan pequeño y viendo cómo te necesita puede ser una de las cosas más difíciles que puedes hacer.

Pero pensamos esta opción casi desde el principio del embarazo y las pagas de navidad fueron directas a cubrir este tiempo que no trabajaría.

Me encanta mi trabajo y cuando vuelva voy a dar el 100% pero mis hijos son lo más importante y aunque siempre me van a necesitar son estos primeros años cuando más tengo que acompañarles.

Se lo rápido que pasa el tiempo porque sin darme cuenta tengo una peque de 4 años y soy egoísta porque no quiero perderme momentos con mi peque que ya no volverán y más cuando sé que no voy a tener más bebés.

Así que ahora que han pasado sólo 16 semanas y sé que pasaré unas cuantas más con él sólo quiero disfrutarlas y cuando se acerque la fecha en que nos tengamos que separar ya veremos que vamos a hacer.

También te puede gustar...

5 comentarios

  1. LA baja maternal es de risa. Y es que yo tuve que hacer eso mismo para poder estar con ella el máximo de tiempo posible. Al final empecé a trabajar a los 5 meses y medio y todo gracias a que pude hacer vacaciones y compactar la lactancia. La suerte, que solo trabajaba unas horas de tarde, así que me pasaba la mañana con ella. Lo malo fueron los primeros días, se pasaba hasta una hora llorando porque quería teta y mami no estaba y como no quería biberón no había manera. Las dos lo pasamos realmente mal. Y es que pienso muchas veces qué pasará si tengo otro bebé y mi marido y yo lo hablamos infinitas veces, hacer lo mismo que la vez anterior y todo lo que se pueda. Porque la excendencia es algo que no me puedo contemplar, desgraciadamente.

    aunque a una prima de mi marido le pagan en su trabajo aún estando de excendencia. ¿Raro no? (lo digo de forma irónica porque se lo contaron a la abuela que no se entera de nada la pobre)

    Saludos y ánimos!

    • Una d las cosas que me daba más pánico de tener que volver ed pensar que no iba a comer. Su hermana aceptaba el biberón pero este cuando lo hemos probado no quiere saber nada y llora.
      además noto que él ha estado sólo conmigo y no quiere ir con otra gente mucho rato. Mi hija nació en verano y me pasé más de dos meses en casa de mi padre. Así que estaba con sus papis, el abuelo y su tía que también estubo días con nosotros.
      Yo me he podido permitir la excedencia renunciando a otras cosas pero entiendo que en muchos casos es algo inviable.
      Espero que si tienes otro bebé puedas estar el máximo disfrutandolo.

  2. 16 semanas son un cachondeo. No te has dado cuenta de que has parido y ya estás volviendo al trabajo con tu bebé casi recién hecho. Al menos has podido unir el periodo de lactancia con las vacaciones y no se te han escandalizado por la excedencia. Con 7 meses te seguirá pareciendo una miniatura y una vuelta muy prematura, pero al menos él va a poder disfrutar muchas semanas más de ti.

    • Si, 16 semanas es de chiste. Además teniendo otra ha sido más locura y aunque en general me he recuperado superbien no me ha dado tiempo a situarme que me tengo que ir.
      con 7 meses es muy peque y lo que me preocupa más es pensar que no se donde lo dejaré con lo peque que es

  3. ¡Qué triste la baja de 16 semanas! Yo pude incorporarme cuando la enana ya tenía 6 meses y con reducción de jornada. Ella se quedó con los abuelos hasta que empezó la guarde (sólo por la mañana) con 16 meses.

    La mayoría de políticos prometen conciliación y lo único que prometen son más guarderias con horarios más amplios ¡y a mucha gente le parece bien! Las madres deberían poder elegir si incorporarse pronto a trabajar, si reducir jornada o si dejar a los niños en la guarde. Ahora esto es muy difícil, habrá que protestar ¡y mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *