La importancia de la protección solar

Por fin parece que llega el buen tiempo y con el calorcito llega mi gran obsesión que es la protección solar.

Yo tengo la piel llena de pecas así que siempre me he preocupado mucho por protegerme bien del sol. Tengo la suerte de que no me gusta mucho tumbarme en la playa ya que soy más de estar todo el rato dentro del agua.

Pero a pesar que durante todo el año deberíamos protegernos del sol está claro que cuando más conscientes somos de ello es ahora que nos empezamos a destapar y por supuesto irnos a la playa o a la piscina a refrescarnos un poco y a divertirnos.

Mi hija siempre es tiene la piel muy blanca, así que también he tenido que vigilar con ella para que siempre fuera bien protegida.

Tenemos que ser conscientes que la piel de los más pequeños es más sensible a la exposición solar y que su piel es aún más sensible y por eso necesitan un protector solar que esté pensado para ellos.

Por eso cuando vamos  a la playa soy de las que apuesto por las barreras físicas y mi hija siempre va con una camiseta con protección UV  a parte de con su gorra pertinente.

Pero está claro que no la puedo llevar tapada hasta arriba así que como todos la embadurno bien de crema solar.

Como ya os decía este tema me preocupa, así que cuando hace unas semanas me contactaron de Laboratorios Ferrer para hablar de protección solar dije que sí al momento.

Aunque cada vez somos más sensibles a este tema veo que aún hay gente que aplica cremas con filtros bajos a niños muy pequeños o como buenos mediterráneos seguimos yendo a la playa a las 12 o la 1 cuando pega bien el solano.

Así que además de protegernos bien deberíamos evitar la exposición de los más pequeños al sol en determinadas horas y ser conscientes de que nuestra piel tiene “memoria” y que esta acumula los daños que se van produciendo.

Cuando nos ponemos rojos quiere decir que nos hemos quemado y esto es un daño que va quedando en nuestra piel.

Por eso es importante usar protectores solares en las zonas que tenemos expuestas.

Un protector solar es un producto que evita o disminuye las quemaduras debidas a la exposición al sol y de entre sus componentes son los filtros solares lo que más nos interesan.

Hemos de tener en cuenta que ningún protector solar ofrece una protección 100% y que deberemos ir repitiendo la aplicación cada dos horas o después de bañarnos y recordar que hay zonas donde debemos insistir como son orejas, cuello manos y pies.

Existen dos tipos de filtros:

·        FiltrosQuímicos: moléculas sintéticas que actúan absorbiendo los fotones de laradiación solar. Existen filtros UVB y/o UVA.

·        Filtros Físicos: partículas minerales que actúan por reflexión y dispersión. Su espectro de actuación es más amplio que el de los filtros químicos (UVA, UVB, luz visible e infrarrojos)

o    DIÓXIDO DE TITANIO

o    ÓXIDO DE ZINC

Los filtros físicos son los que van mejor para las pieles sensibles como las de bebés.

Los laboratorios Ferrer ha conseguido formular un protector solar sólo con filtros físicos, se trata de Protextrem Sun&Baby.

Además he podido probarlo y es una pasada lo bien que se absorbe sin dejar la piel pringosa.

La fórmula de Protextrem SunBaby está pensada y testada para niños a partir de 6 meses.

Para adultos con pieles sensibles tienen Protextrem Zero % que seguro que a más de una le encanta.

Pero la que más me ha gustado y me parece que es una gran revolución es Protextrem sun&slim con efecto reductor, esto sí que es una innovación!!

Por último es importante que sepamos que los protectores solares no deberían usarse de un año para otro si hemos abierto el envase ya que pierden su eficacia y lo más peligroso es que se hayan podido estropear y puedan causar alguna alergia en la piel de nuestros hijos.

Se lo que es empezar la temporada y tener más de medio bote del año anterior empezado pero al final hemos de pensar que estamos protegiendo la piel de nuestros pequeños y que eso no debería tener precio.

Debemos leer bien las etiquetas para saber qué tipo de protector estamos comprando, el factor de protección y la vida del producto una vez abierto.

Aunque ya sabéis mi opinión, mientras son pequeños yo os recomiendo 100% que echéis mano también de las camisetas y no expongamos tanto a los más pequeños al sol.

¿Cómo protegéis vosotros a los peques de la casa?

También te puede gustar...

2 comentarios

  1. Nosotros estrenamos la de bebé en un pícnic el pasado sábado y si hay suerte ¡este fin de semana estreno yo la que esculpe la figura! Eso sí, es el año que voy a usar una protección tan alta como adulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *