Tengo tripa ¿Y qué? #Yonomeescondo

Hace unas semanas La mama vaca  escribió un post sobre “mujeres reales”.

Yo me quiero sumar a la iniciativa que empezó ella al grito de #yonomeescondo y al que también se ha sumado Bea mamadedos.

Ahora más que nunca estoy en un momento en que mi cuerpo está lejos de ser el que era.

He tenido un segundo embarazo muy bueno pero está claro que ya no soy la que era hace 5 años.

Nunca he sido una sílfide, no nos vamos a engañar, pero oscilaba entre las tallas 40-42 ahora he subido un par de tallas más y en según qué tiendas no entro ni en la 46 pero ese es otro tema.

Pero ya ha llegado el verano y con el calor está claro que vamos con menos ropa y llega el momento de ir a la playa.

Yo tengo claro que no voy a esconder mi cuerpo serrano ni le quiero sentir culpable por mis chichas. Voy a ir a la playa y me voy a poner bikini.

Ahora mismo mi cuerpo no es el quiero pero ahora mismo es lo que soy y no me quiero fustigar por eso.

Mi cuerpo con sus curvas es el resultado de haber llevado dentro de mí a las dos personitas más importantes de mi vida.

Y no quiero sentirme culpable por no estar recuperada después de 4 meses.

 Séque hay madres que en este tiempo están estupendas, pues yo no pero ¿Y qué?

Quiero volver a poder ponerme la ropa que llevaba hace 5 años pero no quiero sentirme culpable ni esconderme por  no conseguirlo en dos días.

Y todas mis inseguridades con mi cuerpo son mías. Y lo sé porque mi hija me dice a veces que tengo otro bebé en la tripa (que “jodía” es) pero también me dice que estoy tan guapa!! Y entonces me cae la baba y me encanta verme en sus ojos y al final la opinión que me importa es la de las personas que me quieren.

Así que este año me iré a la playa, a la piscina o a donde haga falta a disfrutar con mis peques y además saldré en las fotos porque #yonomeescondo y quiero que cuando sean mayores miren las fotos de  esos momentos me vean allí con ellos compartiéndolos.

Porque ahora mirando fotos de mi hija cuando era pequeña me he dado cuenta que no salgo en las fotos porque me veía fea y gorda pero ellos lo único que quieren es estar conmigo.

Así que te animo a no esconderte, a dejar atrás las inseguridades y a que te veas con los ojos de tus hijos que seguro que piensan que eres la más guapa del mundo.

También te puede gustar...

6 comentarios

  1. Me pasa lo mismo que dices de las fotos, no salgo casi nunca, que si hoy tengo ojeras, que si tal que si cual… En fin, hay que cambiar el chip, ¡pero no es fácil!
    Besos,
    Marta

  2. Y nunca he tenido buen tipo ni una talla pequeña ni medio normal, por lo que la verdad es que el embarazo no me supuso un gran cambio estético. En las fotos no salgo porque este hombre se niega a hacerla y me toca ir de fotógrafa oficial siempre, pero si no, a mí no me importa por con todas mis carnes donde sea.

  3. El cos de la dona canvia després de l' embaràs, és un fet normal i la societat té que mentalitzar-se i deixar de negar-ho

  4. Gràcies guapa! A mi m'encanten les teves fotos amb els teus fills. Jo m'he de fer més fotos amb ells i deixar-me de tonteries.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *