Adiós a la mamá loca

Cuando empieza un nuevo año nos proponemos muchas cosas, en mi caso uno de mis propósitos es dejar de ser una mamá loca.

mamá loca

En febrero hizo ya un año de mi bimaternidad y tengo que decir que estoy muy feliz con mis dos peques pero me he dado cuenta que era el momento de hacer un punto y aparte en algunas cosas.

Las que sois madres podréis entender perfectamente que es eso de sentirse como una mamá loca a la que le faltan manos y que cuida de todo el mundo menos de ella misma.

Con la nueva llegada de un bebé a la familia me puse mi super capa de “yo puedo con todo” y ale, a por ello.

He vuelto a ir con pelos de loca, manchurrones en la ropa y no cuidándome ni por dentro ni por fuera.

El resultado de todo esto es que me miro en el espejo y la que veo no es la que quiero ser.

mamá loca

Mis hijos son los amores de mi vida pero he llegado a la conclusión que a quien más tengo que querer es a mí.

Sé que esto puede sonar muy egoísta, pero es que si yo no estoy bien tampoco voy a estar ahí para que mis hijos disfruten conmigo.

He empezado una etapa de redescubrimiento de quien es la Núria actual porque tengo claro que no voy a volver a ser la Núria que era antes de que llegasen mis hijos y tampoco lo quiero.

Para esta nueva yo he empezado diferentes cambios a nivel físico y también de como tomarme la vida.

No estoy en mi peso ni de lejos y no me quiero agobiar ahora mismo mucho con el tema de recuperar mi peso pero estoy empezando a no picar entre horas y evitar los ataques de ansiedad.

Por suerte en mi trabajo vamos a empezar un plan en grupo y tengo claro que si tengo apoyo de otra gente va a ser más fácil ir volviendo a mi peso.

Lo que sí que he empezado es a arreglarme un poquito e intentar huir de la ropa “cómoda” que suelo llevar para ir con los niños y también intento maquillarme un poco.

Esto es todo un reto para que siempre voy con vaqueros y zapatillas deportivas y sobretodo que no me he maquillado en la vida.

Pero realmente te ves con otra cara y aunque sólo sea un poco de base y máscara me veo más guapa y esto me hace subir la autoestima.

Además como os contaba tengo el suelo pélvico un poco mal y una de las cosas que me han recomendado es bajar el peso.

Por lo tanto es por estética pero sobre todo por salud.

Y otra de las cosas que he empezado a hacer es tener momentos para mí misma.

Esto puede parecernos lo más difícil, pero lo necesitamos.

Somos madres pero somos mujeres y es importante poder tener momentos solas.

Adoro a mis hijos, me encanta hacer montones de cosas con ellos pero he fijado que una vez al mes me voy a cenar con mis amigas y por supuesto no he renunciado a ir al futbol.

Las madres parece que tenemos la mala costumbre de autofustigarnos por casi todo y que parece que hemos de hacerlo todo o no somos “buenas madres”.

Queremos pasar todo el tiempo que podamos con nuestros peques pero sinceramente creo que es igual de importante encontrar tiempo para una misma y no caer en la inercia de los hijos y dejar tu propia vida de lado.

Yo me he propuesto firmemente dejar de caer en la inercia de no cuidarme y no tener planes de adultos.

¿Cómo os va la maternidad, os sentís mamás locas o habéis encontrado un buen equilibrio?

También te puede gustar...

2 comentarios

  1. Completamente de acuerdo y estoy en el mismo lado . Loca, loquita loca.
    Estoy interesado ntentando ponerme a punto con temas medicos que siempre vas posponiendo por falta de tiempo y que me tienen un poco preocupada .
    Tener tiempo para una misma bastante complicado.
    Empezamos por tomar un café cerca de tu casa?.

  2. Pingback: Me faltan horas:4 ideas para llevarlo mejor - La mama fa el que pot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *