Carga Mental: “me lo podías haber pedido”

Esta semana le plagio o le hago un homenaje (depende de cómo lo mires) a la feminista Emma utilizando el título de una viñeta que publicó hace un año en su blog donde hablaba sobre la carga mental de las mujeres.

Hace unas semanas en un grupo de whattsapp de madres me hicieron llegar un artículo que hablaba sobre la carga mental, el título resumía una situación que me encuentro muchas veces “Habérmelo dicho, que te hubiera ayudado”.

Mientras lo leía no me podía sentir más identificada y sobretodo cuento pude llegar al comic de Emma de la que me he hecho ferviente seguidora.

Como os contaba hace unos días he empezado a utilizar una aplicación que se llama Dommus para intentar mejorar la corresponsabilidad y la conciliación en casa.

En casa muchas veces teníamos conflictos porque me dice que hace muchas cosas en casa.

Y es verdad que él hace la limpieza, baja la basura, frega los platos y yo no hago casi nunca esas tareas pero hay todo un trabajo de organización que no sabía cómo hacerle entender que era eso lo que me agota hasta que leí las palabras “CARGA MENTAL

carga mental

Fue como una liberación y cuando leí el comic entero de “haberlo pedido” me di cuenta que no podía explicarlo mejor.

¿Que es la carga mental?

la carga mental significa que tienes que estar siempre alerta y acordarte de todo.

La gestión del hogar es un gran trabajo aunque cuentes con ayuda para hacer las tareas.

Es organizar las tareas, pensar cómo realizarlas, recordar cosas que son necesarias es algo que normalmente recae sobre nosotras y al final está carga mental nos lleva a un gran agotamiento.

Es agotador y frustrante tener siempre presente en la cabeza la idea del “tengo que ocuparme yo”.

Pero aunque los dos tengamos un trabajo a parte de la casa, las mujeres nos dedicamos a pensar en todas las cosas que hay pendientes de la casa y es normal que nuestras parejas adquieran una actitud pasiva (ya me está bien que me lo hagan o que me digan lo que hay que hacer) y que muchas veces acabemos incluso haciendo nosotras tareas que habíamos repartido.

¿Por qué asumimos las mujeres esta carga mental?

El modo de actuar que tenemos es en gran parte heredado y por eso muchas mujeres asumen como propias las tareas de la casa o el cuidado de los hijos.

carga mental

Aunque seguramente muchas de nuestras madres trabajaban fuera de casa las suyas no lo habían hecho y seguimos viendo el patrón de nuestras madres encargándose de toda la parte logística del hogar y aunque sea inconscientemente seguimos repitiendo esos patrones.

Así que debemos dejar de creer que aunque compartamos tareas como hacer la compra, llevar niños al médico, preparar la comida, lavar la ropa, preparar las cosas para el cole de los niños son obligación nuestra y de nadie más.

¿Cómo disminuir esta carga mental?

Aquí está el quid de la cuestión y es un trabajo duro que tenemos que hacer para nuestro bien mental.

Lo primero de todo hemos de ser conscientes de esto y de que el modo de actuar que tenemos es heredado y que está en nuestras manos cambiarlo.

Para ello lo que tenemos que hacer es no delegar ni pedir ayuda sino dialogar con la pareja y sentar unas nuevas bases.

Para empezar podemos hacer una lista de las diferentes tareas que hay y cada uno se responsabiliza de unos temas.

Eso sí, tenemos que aceptar que de los temas que se encarga el otro nos despreocupamos y que no se tienen que hacer como nosotras queremos.

También te puede gustar...

Un comentario

  1. Es que ese diálogo muchas veces parece no servir de nada. Funciona 2 días y al tercero vuelven a ser ciegos al desorden y demás. Ahora no me quejaré mucho, porque llevamos una rachita de buen reparto, pero aún así, aún noto mucha carga mental que parece no querer abandonarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *