Iniciación al Feng Shui para mejorar la energía

He vuelto de mis vacaciones con las energías muy cambiadas y con muchas ganas de hacer cambios en mi vida.

Septiembre suele ser un momento en que volvemos de las vacaciones con las pilas recargadas, pero en mi caso este verano mi enano ha empezado a dormir y ahora me siento con energía para empezar con todas aquellas cosas pendientes debido a mi agotamiento constante.

Volví de las vacaciones con esto en la mente y cuando surgió la oportunidad de asistir a un evento sobre Feng Shui y Mindfulness tuve claro que era cosa del destino.

La semana pasada Tiendeo y Bauhaus organizaron un evento junto la Feng Shui Foundation y Made Of Yoga para darnos algunos consejos para cultivar la buena energía en nuestro hogar.

He aprendido tanto que voy a hacer dos posts para no saturar ya que espero que os sea de tanta utilidad como a mí.

Iniciación en el Feng Shui

Este ha sido mi primer contacto con el mundo del Feng Shui del que sólo sabía lo que había visto algunas veces en la tele o leído en algún artículo.

Así que mi idea era que es una filosofía que mira cómo se colocan los muebles para que fluya mejor la energía.

Sallie Tsui Sien nos dijo que  el feng shui se puede definir como la toma de conciencia del ambiente en el que vivimos y trabajamos.

Si queremos aplicar el Feng Shui hemos de tener en cuenta 5 factores importantes:

  • Conciencia: lo primero que debemos hacer si queremos hacer un cambio es saber cuál es el problema, definir cuál es nuestro objetivo.
  • Elecciones: hay que mirar qué opciones tenemos para poder conseguir el resultado que buscamos.
  • Decisiones: tendremos que decidir que elección vamos a seguir.
  • Acción: ejecutar nuestras decisiones.
  • Disciplina: es lo más importante. Es muy difícil y muchas veces tenemos que luchar con eso cada día. Cuando haces algo cada día acaba siendo un hábito, algo que nos sale por naturaleza y después de 6 meses acabará formando parte de ti.

Si no conocemos esta filosofía nos puede parecer que sea algo muy complicado pero la verdad es que hay algunas pautas sencillas que todos podemos aplicar sin ser expertos:

  1. Identificar el espacio que queremos cambiar.

 No hace falta cambiar toda la casa y realizar los cambios sin buscar excusas.

  1. No hacer todos los cambios de golpe.

Hacer un cambio y cuando pase una semana hacer otro cambio para que se pueda aposentar el cambio.

  1. El orden

El orden es lo que más me cuesta porque con los niños parece que es difícil. Pero no hay que buscar excusas.

Todos nos sentimos mejor en un espacio ordenado que no si hay un montón de cosas por todas partes.

El desorden dificulta la entrada de energía y según el Feng Shui puede afectar incluso al carácter de las personas que viven/trabajan en un espacio desordenado.

Esto es algo que he empezado a hacer. Mi comedor era siempre un caos, con juguetes por todas partes y un montón de cosas acumuladas por encima de la mesa.

Así que nos hemos puesto las pilas en casa y estamos intentando salir de nuestros malos hábitos y tener el comedor siempre ordenado.

Además al volver de vacaciones hicimos limpieza en la habitación de mi enana y tiramos un montón de cosas que ya no usa.

En un futuro incluso me planteo leer “La Magia del Orden” de Maria Kondo que ha cambiado la vida a mucha gente. Pero como decía antes paso a paso y no hacer todo de golpe hasta que se hayan afianzado los cambios.

  1. La iluminación

Una buena iluminación es otro de los puntos importantes que hemos de tener en cuenta ya que puede puede ayudarnos a sentirnos bien.

Si podemos tener luz natural mucho mejor pero un exceso de iluminación tampoco es bueno y quizás necesitemos cortinas.

  1. Una entrada despejada.

Si pensamos en hacer cambios y tener una mejor energía en casa un buen sitio para empezar es el recibidor de casa ya que es la puerta de entrada.

Hemos de fijarnos que haya una buena iluminación e intentar que esté despejada.

Muchas veces el recibidos es un espacio pequeño en el que acumulamos muchas cosas como abrigos que colgamos al llegar u otras cosas que pueden obstaculizar la entrada de buena energía.

Si lo que estamos buscando es una casa/ piso donde vivir nos hemos de fijar que entrada de la casa no tenga un gran árbol delante, o farolas, contenedores que obstaculicen la entrada.

La verdad es que fue una charla muy interesante y hay varias cosas que voy a intentar interiorizar, pero paso a paso para que se convierta en un hábito.

¿Conocías el Feng Shui? Has intentado practicarlo alguna vez en casa o te parecía demasiado complicado?

También te puede gustar...

Un comentario

  1. Pingback: Mindfulness, Como empezar a practicarlo - La mama fa el que pot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.