Al rico helado!! La Lleteria, una heladería artesanal

Este fin de semana hemos descubierto una
nueva heladería en el barrio se llama La
LLeteria
y después de probar sus helados artesanales es un sitio que tengo
que compartir.

Volver de vacaciones es algo bastante duro (al
menos para mí) ya que atrás se queda la buena vida de hacer lo que te plazca
para volver a la dura realidad de las obligaciones, pero cuando al volver
descubres que han abierto una heladería al lado de casa al menos todo es un
poco más dulce.

Como muchos soy adicta a los
helados pero la verdad es que cuesta encontrar sitios donde hagan buenos
helados, pero por lo que pude probar ayer no es el caso de La Lleteria porque allí están buenísimos.
Se encuentra en la Avinguda Gaudí 73, así
que en un sitio muy turístico pero a la vez no está en el tramo donde más gente
suele pasear porque no hay tantas tiendas, puede ser que por este motivo no la hubiéramos
descubierto antes.
Nada más pasar por al lado llamó nuestra
atención, supongo que por la enorme vaca que tienen en la entrada, pero cuando
miramos el interior nos enamoró.
Apuestan por los productos naturales, biológicos
y de proximidad cosa que cada vez me parece más importante.

¿Y
qué puedes encontrar en La Lleteria?

Pues como ya os he comentado un montón de
helados de muchos sabores que elaboran artesanalmente cosa que se nota cuando
los comes y además preparan batidos y también tienen granizados.

También puedes comprar leche fresca que
llega de ganaderías. Tienen una máquina que dispensa la leche. Esto ya lo había
visto en algunos supermercados y no debió tener mucho éxito porque lo quitaron,
pero bueno, supongo que quizás los supermercados no debía ser el sitio más
adecuado para este tipo de producto.

Tienen neveras con yogures y postres
lácteos que les llegan de la ganadería que les suministra la leche, de manera que son de proximdad y que desde luego probaremos.
Otra cosa que me pareció interesante es que
tienen fruta ecológica a la venta, ayer pudimos ver que tenían naranjas.
Y para que todos podamos disfrutar tienen productos sin gluten, sin
lactosa y sin azúcar.

Y otra cosa buena son los precios, me
pareció genial poder comer un helado grande por 2,4€.

Pero no todo puede ser bueno, ¿verdad? Para
mi ahora mismo este sitio sólo tiene un “pero” y es que hubiera sido perfecto
que tuviera un espacio donde sentarse pero está claro que no se puede tener
todo en esta vida y por suerte la avinguda Gaudí está llena de bancos donde
sentarse a disfrutar de un buen helado, batido o por lo que te hayas decidido.

Así que podremos seguir disfrutando de
tardes de paseos disfrutando de un buen helado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.