Guía Foodie kids

Una de las cosas a las que no quisimos renunciar cuando nació la peque fue a salir e ir a comer fuera con la peque.
Así fue como llegó a mi vida mammaproof y con ellas hemos descubierto sitios super chulos donde ir con la peque e incluso me
acabé animando a colaborar con ellas y abrir el blog.
Si seguís a mammaproof sabréis que siempre dan un paso más para hacer las ciudades más amables con los peques y este año se
propusieron revolucionar los menús infantiles para que los restaurantes ofrecieran ofertas saludables y salir de los típicos menús infantiles.
 Hace unos meses os hablé de su iniciativa y del manifiesto que prepararon para empezar la revolución del menú infantil.
De esta iniciativa, después de que visitaran a muchos restaurantes y que muchos de ellos apostaran por su visión de que los
menús de niños pueden ser algo más que “macarrones con carne rebozada”,  nacieron dos nuevas guía: la guía foodie kids
de Barcelona y la de Madrid.
Yo hace una semana me hice con la guía y la verdad es que no sé cómo no lo hice antes porque es una gran iniciativa y me parece
muy cómodo poder consultarla en cualquier momento y sin tener que ir consultado internet.
Es una guía muy manejable y con información sobre los restaurantes y que además incluye un mapa con la situación de los mismos.
Foto de mammaproof
La guía cuesta 10  y 1€ se destina a la ONG Educo y a su proyecto de comedoresinfantiles.
Pero si ya con sólo esto me parece un gran producto lo mejor es que tienes un Pasaporte con descuentos, regalos o menús
infantiles gratuitos.
Imagen de mammaproof
De esta manera cuando vas a uno de los establecimientos de la guía puedes beneficiarte de este pasaporte y a medida
que lo vas usando te van sellando.
En la guía hay restaurantes a los que vamos así que en nuestro caso creo que sólo con que salgamos a comer un par de veces ya
nos habrá compensado la guía, de hecho hemos perdido oportunidades de utilizarla antes ya que incluye sitios donde solemos ir e incluso restaurantes de los que os he hablado en el blog como el Guindilla.
Pero sobretodo me ha servido para que descubra nuevos sitios o que decidamos ir a probar restaurantes que hace tiempo a los
que queremos ir pero no acabamos de encontrar el día (por ejemplo me muero de ganas de ir a Semproniana y hasta ahora nunca hemos fijado una fecha).
Yo ya tengo ganas de probar los restaurantes que proponen y que la peque pueda disfrutar de platos adaptados para ella.
En nuestro caso como os comentaba hemos salido con la peque desde que nació y casi siempre hemos compartido la comida (ya que los
platos pensados para adultos son demasiado grandes para ella) y no hemos buscado menús infantiles ya que al final si voy a un restaurante es porque me gusta su estilo de comida y entiendo que la peque puede disfrutarlo igual que yo.
Así que la idea de que le adapten platos de la carta para peques me parece que es una gran manera de que ellos aprendan a
educar su gusto culinario y está claro que habrá cosas que le gustaran y otras que no, pero ser niños no quiere decir que no puedan disfrutar de la comida como nosotros
y se les tenga que limitar la oferta a pasta y rebozados.
Siempre he pensado que hacer que disfruten con la comida y darles la oportunidad de probar cosas nuevas forma parte de su
educación.
Y puede ser que muchas veces rechace el comer algo nuevo, pero quiero darle esta oportunidad de descubrir que hay mucha variedad en la alimentación.
Si no tenéis la guía  podéis encontrar los puntos de venta en mammaproof.

Así que salid con vuestros peques a disfrutar de restaurantes y disfrutad con ellos de la comida.

También te puede gustar...

3 comentarios

  1. Es un proyecto muy interesante para salir a comer en familia. Es verdad que cuando vasa un restaurante y te ven llegar con un niño, lo que suelen decirte es que tienen macarrones y pollo con patatas como menú infantil y de ahí no hay quien los saque. Nosotros intentamos compartir nuestras raciones con la niña, porque aún es pequeña y no come tanta cantidad, pero de aquí a poco tiempo esta guía nos será muy útil.

  2. A mi me pareció un proyecto muy interesante desde el principio, pero es que yo soy superfan de mammaproof y quizás se me nubla la mente cuando veo una iniciativa suya 😉
    Pero nuestra realidad es que al final mi peque prefería un rissoto a unos macarrones porque era lo que estaba acostumbrada a comer ya que cuando salíamos le damos de lo nuestro y no pedimos cosas especiales.
    Por esto esta iniciativa de que el menú infantil sea de platos de la carta del restaurante pero en una ración para niños me parece fantástico y encima con lo del pasaporte puede ser un gran ahorro.
    Espero que pronto más restaurantes empiecen a hacer otro tipo de propuestas para los menús infantiles.

  3. Pingback: Restaurante El Guindilla en la Barceloneta - La mama fa el que pot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *