Impacto de la nutrición en el embarazo

El pasado sábado pude asistir al acto que
organizaba Inatal en el Cosmocaixa sobre “El impacto de la nutrición en el
embarazo y primera infancia”.
En el post de hoy hablaré sobre la parte
del embarazo y próximamente haré otro sobre la parte de la primera infancia, ya
que realmente da mucho de sí.
Antes de nada me gustaría hablar sobre
Inatal, la verdad es que no conocía esta web (y mira que leí durante el
embarazo) y está muy bien, así que si estáis embarazadas o en proyecto os animo
a mirarla porque tiene información muy interesante.
Participaron diferentes ponentes
dependiendo del área:
·        
Eduard Gratacós: Jefe del Servicio de
Medicina Maternofetal del Hospital Clínic de Barcelona
·        
Magda Carlas: licenciada en Medicina y especialista en
nutrición
·        
José Manuel Rodríguez Miguélez: pediatra, consultor
de neonatologia de la Maternitat de l’Hospital Clínic
·        
Ada Perellada: cocinera
En la parte de hoy hablaré sobre lo que
expusieron el Eduard Gratacós y Magda Carlas aunque Ada Perellada en su
magnífica y amena presentación también habló sobre alimentación durante el
embarazo.
El enfoque de las presentaciones aunque se
hablara del mismo tema que es la nutrición fue diferente según el área en que era
especialista.
Actualmente no estoy embarazada ni creo que
lo esté a corto plazo pero me pareció muy interesante poder informarme sobre el
tema para un futuro que espero que no sea muy lejano.

De la exposición del doctor Eduard Gratacós
me gustaría destacar lo siguiente:
·        
El concepto actual en nutrición es que hay
que intentar empezar bien desde el principio e intentar de esta manera
minimizar las desviaciones.
·        
Lo importante es tener un estilo de vida
saludable desde la infancia y en el embarazo.
·        
Debes comer sano como siempre y
equilibrado.
·        
Planificar
la comida para evitar las tentaciones
.
·        
Si tienes una dieta equilibrada, vas a
tener todo lo que necesitas. Aunque si el médico lo cree necesario puede ser
que a veces se recomiende suplementar con hierro o ácido fólico.
·        
Hay que vigilar con ciertos alimentos que
pueden suponer un riesgo como sería el caso de la carne cruda o los quesos
(Listeria). Pero en general con una dieta equilibrada no debería haber grandes
problemas.
Después vino la charla de Magda Carlas.
La verdad es que me encanta escucharla, la
sigo en el programa de radio en el que participa los viernes en el programa
“Tot és possible” de Rac1 y me gusta mucho como explica las cosas y los
consejos que da. Si no la puedes oír en directo te puedes bajar el podcast que
cuelgan en la web.
Durante el embarazo las que no solemos
llevar una dieta muy equilibrada nos podemos volver un poco locas y pasar de un
extremo al otro.
En mi entorno, no se puede generalizar,
todas las embarazadas han cambiado sus hábitos porque el tema de que lo que
comes le pasa al bebé nos preocupa. El problema es que a veces durante estos
nueve meses hacemos una dieta tan exageradamente estricta que cuando por fin
nace no pensamos en otra cosa más que ir a comer jamón, sushi o lo que sea que
te has estado privando “por el bien del bebé”.
Pero Magda en su exposición nos hizo ver
que el embarazo es un momento para instaurar buenos hábitos y que se mantengan.
Todos sabemos que debemos incrementar la
ingesta de frutas y verduras en nuestra dieta y la verdad es que hay muchas
opciones y seguro que encontramos alguna que nos apetece y también incrementar
el consumo de pescado. Y no vale el atún de lata!!!
También nos indicó que eliminar las grasas
de la dieta no es una buena opción. Muchos elementos esenciales están en la
grasa (por ejemplo vitaminas) o son grasas (algunas hormonas).
Lo importante es saber qué tipo de grasas
estamos consumiendo y no quedarnos con que en la etiqueta pone “grasa vegetal”,
porque no todas las grasas vegetales son buenas ya que puede ser que estén utilizando
grasa de palma o de coco que son grasas saturadas.
Y para momento en que tengamos ganas de
picar nos recomienda los frutos secos ya que son muy saciantes. Eso sí, no se
trata de escoger las almendras saladas o cacahuetes de estos salados y bañados
en miel, sino por ejemplo un puñadito de nueces.
Otra cosa que te puede obsesionar durante
el embarazo es el tema del aumento de peso. Normalmente se suele creer que
entre 10-12kg sería correcto. Pero Magda nos dijo que esto es un mito.
En realidad el tema del aumento de peso aceptable
dependerá del punto de partida de la madre y lo que también dejo claro es que el embarazo no es un momento de dietas.
Hay que comer saludablemente y no pensando
en el tema de adelgazamiento.

Me gustó poder asistir a esta charla que me
pareció muy interesante y además fue muy amena. Espero que os ayuden estos
pequeños consejos a tener un embarazo saludable.


                                                      

También te puede gustar...

3 comentarios

  1. Yo no tuve ningún antojo pero tampoco comía por dos y trataba de comer más frutas y verduras, como me tenían aborrecida, acabé tomando batidos de fruta que hacia yo en casa y cremas de verduras.

    ^^

    • Yo antojos tampoco tuve, pero lo que sí que intenté es comer más sano y me volví un poco loca con la comida.
      Supongo que como en la carrera estudié desarrollo embrionario me cogían paranoias (es que saber algo a veces no es sano) y en el hospital agradecí mucho que mi suegra me trajera un bocadillo de jamón ibérico. Me supo a gloria.
      Creo que lo mejor es que si no tienes la mejor dieta aproveches este momento para hacer un cambio que sea viable a largo plazo.

  2. Pingback: Postparto: lo que no te cuentan - La mama fa el que pot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *