Aprender sobre desayunos saludables en evento Actimel Kids

Hace un par de semanas, justo antes de que la peque empezara el cole tuve la oportunidad de asistir a un evento sobre desayunos saludables que organizaba Danone para presentar el nuevo producto Actimel Kids.

A todos nos gusta ir a un sarao pero reconozco que a mí cuando son de productos alimentarios llama más mi atención ya que es sobre lo que he estudiado.

En el evento además de presentarnos Actimel Kids iba a haber diferentes charlas sobre alimentación así que era un plus para ver qué podía aprender.

Primero Pedro García Aguado (del que ya era fan por su carrera como waterpolista antes de que se hiciera más famoso por “Hermano Mayor”) nos dio una charla muy interesante sobre el papel de los padres en la educación de nuestros hijos.

 

La segunda ponencia fue a cargo de Núria Guillén ( Dietista-nutricionista infantil en el Hospital Sant rJoan de Reus y profesora de nutrición en la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona que nos habló sobre desayunos saludables y nos hizo un taller para ponernos a prueba.

A mí me parecía muy interesante esta charla sobre desayunos saludables ya que como muchas madres/padres me encuentro con las mañanas pensando que si mi hija (el enano aún está con la lactancia) desayuna lo que toca para que empiece en el cole bien.

Y es que como no paran de recordarnos en todas partes el desayuno es muy importante pero la realidad es que el 8,2% de los niños no desayuna y un 4,1% no comen nada antes de mediodía.

Además como llevamos bastantes horas sin comer nada necesitamos ese aporte de energía para arrancar el día. En el desayuno deberíamos de tomar 25% de la energía del día y la mayoría de los niños no llegan al 20%.

Estas cifras me parecen aterradoras y sinceramente creo que en casa tampoco lo hacemos bien, pero aquí estaba para intentar hacerlo un poco mejor.

Lo que nos dijeron es que el desayuno ideal debería incluir lácteos, hidratos de carbono y fruta.

 

Para ponernos a prueba nos propusieron hacer un taller donde nuestros hijos escogieran lo que querían desayunar dejando que los orientásemos.

Pero claro, la cosa no era fácil ya que nos encontramos un buffet con una oferta increíble.

 

 

Así que aunque la mayoría conseguimos que el desayuno tuviera un poco de todo fue muy difícil evitar la bollería y los zumos.

Y es que estamos muy acostumbrados a tomar zumos pero tampoco es muy recomendable para tomar cada día porque aunque sean zumos naturales perdemos la fibra de la fruta y además tienen mucho azúcar, siempre es mejor la pieza de fruta.

Nos pusieron una imagen con una propuesta de desayunos pensando siempre en niños sanos sin problemas de obesidad.

 

En la infografía veis que proponen Actimel pero nos dejó claro que esto era porque estábamos en un evento Actimel y era una propuesta de cuando podríamos tomarlo pero que en cualquier se consideraría como una ración de lácteo.

Yo hay alguna otra cosa que la veo rara como la mantequilla con mermelada, pero entiendo que se trata de una propuesta para niños sin problemas de obesidad.

En mi casa normalmente cumplimos con los lácteos y los hidratos de carbono ya que solemos tomar cereales (el problema es que en algunos casos son de los que llevan azucares y debería intentar que fueran cereales sin azúcares añadidos) pero suspendemos en la fruta. Mi hija no toma fruta en el desayuno y yo me la tomo a media mañana.

Pero sí que cumplimos con otra recomendación que hicieron que es la importancia de desayunar en familia y compartir este momento juntos.

Finalmente una ponencia cargo de Ana María Lopez (Doctora en Farmacia y Profesora Titular del departamento de Nutrición y Bromatología  de la facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid) que nos habló sobre hábitos alimentarios de los niños en España.

La Doctora nos explicó que los niños tienen unas necesidades nutricionales distintas que los adultos y que a veces no sirve tomar lo mismo que un adulto pero en menos cantidad ya que aunque quizás necesiten menos energía esto no es proporcional con otros nutrientes que quizás necesiten en menor o mayor proporción que nosotros como por ejemplo es el caso del Calcio o la vitamina D.

Las ponencias fueron muy interesantes como ya os he contado pero también lo fue el debate que se generó al final.

En este evento íbamos era a conocer Actimel Kids, una nueva variedad que ha lanzado Actimel para adaptarse a los requisitos de los niños para que cubran sus necesidades de ingestas de Calcio y de vitaminas pero también con una disminución del 40% de grasas y de entre un 20-30% de azúcares añadidos respecto a su producto estándar.

Este tema del azúcar añadido causó varias preguntas y es que aunque ellos consideran este producto como un lácteo y no un postre lácteo sigue llevando una cantidad importante de azúcar.

De hecho en twitter se lió bastante porque muchos nutricionistas son poco partidarios de este tipo de productos y los acusan de ser causantes de la obesidad infantil y que no aportan nada relevante.

Personalmente tengo sentimientos encontrados. Yo no suelo comprar este tipo de producto a mi hija porque ella suele tomar leche así que cuando se lo doy no es por el tema de que lleve más vitaminas ya que no le va a servir para eso al ser un consumo puntual.

En mi caso se lo he dado porque en algunas ocasiones es práctico para mi llevarlo, ya sea para que tome algo a media mañana o por la tarde cuando sale del cole a veces en vez de agua le llevo un Actimel porque lo prefiero a un zumo.

Yo valoro el esfuerzo que ha hecho Danone para bajar el contenido en azúcar de esta variedad y que su intención sea seguir bajándolo en la medida que sea posible por los gustos del azúcar de los consumidores.

Pero creo que acusar a este tipo de productos de la obesidad infantil es un poco exagerado.

Yo no soy Nutricionista (aunque tengo formación en nutrición) pero tengo conocimientos de enfermedades metabólicas y la obesidad es una enfermedad multifactorial y sinceramente me parece que el sedentarismo es igual o más problema.

Me parece gracioso cuando veo gente que se queja que el Actimel lleva azúcar y luego si toman un yogurt añaden ellos el azúcar (y eso sí que no sabes cuánto te estás echando).

La obesidad infantil es un problema muy importante y más sabiendo el gran porcentaje de niños que la padecen. Pero si un niño está sano, hace deporte y tiene una alimentación saludable no me parece tan grave que alguna vez tome este tipo de producto.

En mi caso para mi es una opción más para ofrecer a mi hija y la verdad es que a ella le encanta.

¿Cómo llevas los desayunos en casa? ¿Consigues que tomen algo antes de salir de casa? ¿Y qué os parece Actimel, los das o piensas que es un engaño?

Con educación el debate está abierto.

También te puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *