Disfrazarse, mucho más que un juego

Se acerca carnaval y muchos ya estaremos buscando disfraces para nuestros peques o haciendo disfraces caseros que nos piden en el cole o en la guarde.

 

La verdad es que para mí es una época fantástica porque en mi familia nos gusta disfrazarnos a todos y aunque mi hija sale en cualquier ocasión que le place disfrazada a la calle parece que los adultos tenemos más vetado este día y mi marido y yo cuando llegar carnaval o Halloween somos felices.

Miradnos que terroríficos!!

En mi casa los disfraces son parte de nuestro día a día y es rara la semana que no haya sido una parte del juego en casa.

¿Por qué les gusta disfrazarse?

No a todos los niños y niñas les gusta disfrazarse y yo personalmente siempre he pensado que no debemos forzar a un pequeño que no disfruta de esta actividad ya que al final lo que se busca es que sea algo divertido.

Pero a la mayoría le suele encantar disfrazarse. Y disfrazarse no tiene por qué ser ponerte un disfraz entero si no que a veces es ponerse complementos o pintarse la cara.

Creo que nos gusta disfrazarnos primero porque es algo divertido pero también porque da alas a nuestra imaginación.

Cuando nos disfrazamos interpretamos un papel y nos sirve para ver el mundo desde otro punto de vista.

Mi hija por ejemplo si jugamos a peluqueras le gusta ir a buscar su bata de peluquera, su cinturón con accesorios y hacer una transformación por fuera para ponerse en su papel.

Beneficios de disfrazarse

Tengo claro que disfrazarse como cualquier tipo de juego aporta muchos beneficios a los niños.

Y es que soy de las que piensa que no hay nada mejor para aprender que hacerlo mediante el juego.

Creatividad

Cuando se disfrazan crean un mundo alrededor de ese disfraz y hacen volar su imaginación para crear los momentos de juego.

Además suele ser un juego muy espontáneo así que van creando sobre la marcha la historia que vive en ese momento.

Empatía

Cuando te disfrazas estas asumiendo otro rol. Disfraces hay muchos, puedes ser princesa, pirata, médico,et.., pero también puedes jugar a ser papá o mamá y al ponerte en ese rol ver las cosas desde otro punto de vista.

O cuando juegan a ser médicos o bomberos hacen ver que están curando o ayudando a la gente y viven lo que eso quiere decir.

Vencer sus miedos

A veces puede ser difícil enfrentarte a según qué cosas si eres una niña de 5 años. Pero, ¿Y si eres un pirata?

Expresar sentimientos

Hay niños que cuando se disfrazar sienten que pueden decir cosas que en otro momento no dirían ya que se sienten más desinhibidos ya que en ese momento no son ellos mismos si no que es el personaje que han creado el que está hablado.

Disfrazarse según la edad

Otra de las cosas que me he dado cuenta observando a mi hija y recordando cuando era más pequeña es como va cambiando.

De 0 a 3

En los primeros años es cuando vi más niños que no les gustaba mucho lo de disfrazarse y es que lo de ponerse cosas no lo entienden todavía.

Pero también los hay que les encanta desde un principio y en estas edades que en muchos casos no se saben hablar les ayuda a expresarse ya que interpretan un papel.

Mi experiencia también es que en esta edad los disfraces tienen que ser cómodos y sin muchos complementos para que no se sientan agobiados.

De 3 a 6 años

Creo sin duda que es una edad donde ya disfrutan a tope de los disfraces.

Los disfraces forman parte de su día a día y cualquier momento suele ser bueno para disfrazarse, no necesitan una excusa.

Además es una etapa que les encantan los disfraces de profesiones.

En esta edad están a tope con el juego simbólico y disfrazarse es una manera más de sentir que están interpretando ese papel.

A partir de los 7 años

Nosotros no hemos llegado aún pero por lo que puedo ver en las hijas e hijos de mis amigas en esta etapa ya no suelen disfrazarse tanto en su día a día.

Además los disfraces suelen ser más elaborados, con muchos complementos y si tiene un maquillaje “currado” mejor que mejor.

En esta edad además ya empieza a ser muy importante lo que piensen sus amigos y es común que se pongan de acuerdo para disfrazarse en grupo.

Esto es interesante porque fomenta que se tengan que poner de acuerdo, negociar y cooperar entre ellos para que el resultado sea satisfactorio para todos.

Nosotros sin duda nos vamos a disfrazar el próximo carnaval, ¿Y tú, eres de los que te disfrazas o prefieres ver los carnavales desde fuera?

También te puede gustar...

4 comentarios

  1. A quien no le gusta? Bueno si…a mi marido, no hay forma jeje. Pero para payasos ya estamos ls demás así que no se nota. Justo en eso estoy, en los disfraces del cole 😉

    • ui, yo conozco a más de uno que no le gusta.
      Supongo que de mayores tenemos más desarrollado el sentido de la vergüenza o simplemente es que no les gusta ponerse cosas.
      En mi caso es que cada vez me da más igual lo que piensen los otros e intento hacer lo que me hace feliz.

  2. Yo no era muy de disfrazarme de pequeña, supongo que porque en nuestra época los disfraces eran más caros, no había tanta variedad… Pero lo que estoy viviendo con mi hija ¡no tiene nombre! Si lo raro es verla vestida de niña estándar.

    • yo confieso que ya desde pequeña me disfrazaba un montón. Sobretodo a partir de los 6 y 7 años lo recuerdo como algo habitual y de hecho guardo esos disfraces que mi hija a veces también se pone pero aún le van un poco grandes.
      Supongo que por eso me encanta fomentarle este juego ya que yo lo disfruté muchísimo.
      Es verdad que tu hija es un extremo y ella va siempre divina. jajajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *