Conciliación de la vida laboral, familiar y personal: ¿es posible?

El tema de la
conciliación de la vida laboral con la familiar y personal es todavía algo que
creo que está muy lejos de llegar a nuestro país.
Yo soy afortunada porque vivo a
cinco minutos del trabajo que como todo tiene lo bueno y lo malo. Pero la
verdad es que para el tema de la conciliación para mi es una gran ventaja.
Pero me sorprende que
normalmente se hable de conciliación si tienes hijos o alguna persona
dependiente a tu cargo cuando creo es algo independiente y que aunque nos
encante nuestro trabajo no tiene por qué ser lo único que llene nuestras vidas.
En mi empresa hay una cierta
flexibilidad horaria marcada desde RRHH. Puedes entrar hasta las 9.30 y te
puedes ir a las 17h si has hecho las 8h de jornada laboral.
Pero esta es la teoría, la
realidad es que dependiendo de tu jefe directo esto se mantiene o no.
El mismo año que yo tuve a la
peque varias compañeras mías fueron madres y cada una nos encontramos con una
situación diferente.
Hay madres que han decidido que
la reducción de jornada era lo que les iba mejor, otras que intentamos entrar
pronto y marchar lo antes posible, otras que se ven obligadas a trabajar hasta
tarde y las hay que se quedan hasta tarde en el trabajo por decisión propia.
Creo que todas las opciones son
válidas mientras sea lo que tú escojas. El problema lo veo para las que adoran
su trabajo pero también su vida fuera de él pero que no les dejan poder
combinarlo.

En mi caso tengo un jefe que lo
que le importa es que el trabajo se haga. Nunca me ha controlado cuando llego o
cuando salgo y por este motivo me siento afortunada, ¿pero es esto la conciliación?
Al final me encuentro que dependo de los abuelos para recoger a la niña porque
sale del cole a las 17h y como yo también salgo a las 17h es imposible estar en
dos sitios a la vez.
Y la reducción de la jornada
laboral no es algo que en mi caso sea viable porque conlleva una reducción
importante de sueldo y por lo que veo en mis compis no supone una reducción de
trabajo ya que siguen con la misma responsabilidad por lo que a la empresa le
sale a cuenta (menos sueldo pero el mismo servicio) y encima en algunos casos
están mal vistas porque parece que no estén disponibles y no las tienen en
cuenta para posibles promociones.
A mí me gusta mi trabajo pero
mi vida no es el trabajo sino una parte de ella y hay muchas otras cosas que me
hacen feliz y que no quiero dejar de hacerlas y tener tiempo libre es
importante para mí.
Pero esto desde la empresa no
se ve siempre así, y el problema no es de la dirección sino que incluso son los
propios compañeros que no respetan esto. Es un trabajo que tenemos que hacer
cada uno para que nos respeten y se entienda que “estar en el sitio de trabajo”
no quiere decir que seas más eficiente.
Yo una de las cosas que intento
es concienciar a mis compañeros y jefe para que no me pongan reuniones por la
tarde, ya saben que yo me voy a las 17h, igual que yo no les pongo reuniones a
las 7.30 de la mañana que es cuando yo intento entrar.
Pero depende de dónde te
encuentres es complicado gestionarlo porque todavía parece que si te vas pronto
es porque no tienes implicación por tu trabajo y difícilmente te van a proponer
para puestos de responsabilidad y esto la verdad es que en mi caso a veces me
ha hecho sentir mal porque no me gusta que se dude de mi profesionalidad sólo
porque mi trabajo no es mi vida.
Hace poco me explicaban el caso
del amigo de un compañero que empezó a trabajar en una empresa y como acababa
de entrar se solía quedar hasta tarde hasta que cuando llevaba unos días su
jefa le preguntó si tenía algún problema ya que veía que necesitaba más de las
8h diarias para hacer su trabajo. Me pareció genial que tuvieran esa visión
porque realmente creo que es así. El trabajo es interminable (por suerte) y no
te irías nunca, pero hay que aprender a gestionar el tiempo y el trabajo.
Creo que las empresas deberían
empezar a optar también por la opción de dejar trabajar desde casa. En mi caso
gran parte de mi trabajo lo podría hacer sin tener que estar directamente en la
oficina y soy suficientemente responsable como para hacerlo sin tener que venir
a fichar y además quizás lo haga más tranquila porque no tenga que estar
mirando el reloj ya que yo decida cuando puedo ponerme con ello.
Y por otro lado cuando leo de
conciliación casi siempre lo veo reflejado desde el vertiente de la madre cosa
que me hace pensar en los padres que también quieren poder disfrutar de sus
hijos pero que ni se atreven a plantear el tema de la conciliación porque se
exponen a posibles burlas de compañer@s y es que por desgracia aún estamos en
este punto en que el trabajo que haces estando con tus hij@s no está valorado y
parece que si quieres destinar parte de tu tiempo a otras cosas es que no
tienes implicación.
Yo espero que esto cambie y que
cuando a mi peque le toque trabajar las cosas hayan cambiado un poco y seamos
más conscientes de que todo es importante y tiene sus momentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.