Cesto de los tesoros

Hace ya un tiempo el enano de la casa ha empezado a jugar con el “cesto de los tesoros” o “panera dels tresors”.

cesto de los tesoros

Muchas veces los padres comentamos como cuando nuestros hijos reciben regalos al final con lo que juegan es con la caja.

Y es que realmente a los bebés lo que les interesa no son los juguetes en sí sino lo que pueden descubrir a través de ellos.

¿Qué es el cesto de los tesoros?

El cesto de los tesoros consiste en un cesto lleno con objetos cotidianos cuyo objetivo es dejar experimentar y estimular los sentidos de nuestros bebés.

¿Cuando pueden empezar a utilizar el cesto de los tesoros?

Todos los bebés pueden disfrutar de un cesto sensorial siempre que los objetos sean apropiados para su edad.

Los bebés de 3 meses por ejemplo pueden disfrutar viendo rodar un bote con algo que haga ruido.

Pero creo que la edad ideal para disfrutar de este juego es a partir 8-9 meses.

En este momento ya se sientan solos y suelen aguantarse bien y manipular objetos por ellos mismos con facilidad.

Tipos de cestos de los tesoros

El cesto de los tesoros puede ser de muchos temas diferentes.

Si seguimos fielmente la filosofia Montessori lo que recomiendan es que los materiales sean de metal, madera, tela o materiales naturales.

Y deberíamos evitar plástico, las piezas pequeñas que puedan provocar atragantamientos, cosas que puedan ser peligrosas si se chupan u objetos que tengan bordes punzantes.

Pero puedes hacer un cesto de los tesoros de diferentes temáticas, algunos ejemplos son:

  • Mixta: es la que tenemos en casa ahora, con una variedad de objetos. Tiene un mortero, cucharas de madera, piñas, flaneras metálicas, colador, algo de tela, un abanico, etc…
  • Cosas Blandas: Los objetos clásicos a incluir son: una esponja suave, flanela mullida, lana de algodón, un juguete suave,  material del terciopelo, bola de lana y un cepillo suave del bebé. Deja que sienta las texturas contra sus manos y piel y vea cómo los diferentes objetos varían en su mano.
  • Objetos naturales: Un limón o naranja, cáscara de coco, cuerda de hierba,  piedra pómez, loofah, ciñas,  hojas, pechinas, piedras grandes.
  • Objetos de cocina:puedes incluir flaneras, cucharas de madera, metálicas, colador, barillas de batir.
  • Música: pandereta, sonajeros, botellas de agua rellenas de elementos como arroz, monedas, macarrones… y bien cerradas con cinta aislante, xilófono, maracas, castañuelas,….
Consejos a tener en cuenta
  • Coloca el cesto de los tesoros cerca de tu hijo para que pueda llegar a cada objeto y mover las cosas fácilmente.
  • Elíge un momento en que hayan comido y dormido antes para que puedan estar activos y disfrutar de la experiencia.
  • Nunca dejes solo al bebé con el cesto de los tesoros. Son objetos cotidianos y hemos de estar alerta por si necesitan ayuda.
  • Cambia los objetos del cesto para que sean interesantes para el bebé.
  • Revisa los objetos de la cesta antes de ofrecerselos para estar segura que siguen en buen estado y que no resultan peligrosos.
 Nuestra experiencia

Yo intento ser fiel con algunas cosas pero reconozco que a veces le pongo objetos de plástico.

El cesto no es algo que está siempre a su alcance si no que se lo ofrezco cuando voy a estar con él.

Es un juego que le encanta y voy cambiando los objetos para que le resulte atractivo.

Si os interesa y no preferís comprar un cesto con objetos varios en Jugaia tienen packs ya hechos.

 

elementos-juego-madera-cesta-tesoros-1

Creo que este tipo de juego resulta muy interesante para que los peques experimenten y descubran el mundo que les rodea.

¿Han jugado vuestros bebés con el cesto de los tesoros? ¿Qué os parece lo de ofrecerles objetos cotidianos para que jueguen?

También te puede gustar...

3 comentarios

  1. Plástico no se puede? Uy pues eso me lo salté con mi pitufo jaja! Yo improvisaba con cosillas que tenía por casa.

  2. A nosotros nos regaló uno mi prima cuando nació nuestra hija (estaba preparando el de su hija que es unos meses mayor y me preguntó que me parecia ese regalo en lugar de ropa u otra cosa). No tenía ni idea de lo que era y no sabía lo que me estaba perdiendo porque a la que cumplió unos 6 meses (empezo a mantenerse sentada muy pronto) nos dió muchos ratos de diversión. Con 16 meses sigue usandolo aunque de distinta manera, yo le voy cambiando los objetos y ella intenta descubrir que puede conseguir usando varios objetos a la vez.

  3. Pingback: Juguetes Oball para bebés - La mama fa el que pot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *