Tió de Nadal, opciones para que llegue a casa

En nada estrenamos Diciembre y en mi casa cuando llega este mes ya no podemos retrasar mucho más la llegada del Tió.

De hecho este año entre que en Barcelona hace semanas que las luces de Navidad están puestas y la ilusión que les hace pensar en las Navidades en mi casa el fin de semana pasado empezamos a poner decoración Navideña.

 Y aunque me están preguntando mucho por ello estoy retrasando la llegada del Tió.

El Tió es un miembro más de mi familia durante las fiestas, de hecho lo cuidan con mucho mimo y creo que no me dan tantos besos a mí como se los dan a él.

De hecho sienten tal pasión por el tió que durante las fiestas solemos hacer alguna manualidad como hacer nuestro propio Tió de Nadal.

Pero este ser tan querido en las casas puede llegar de muchas maneras.

La verdad es que yo cuando era pequeña nunca tuve el Tió en casa, el Tió iba a casa de mis abuelos y no había tantas actividades relacionadas como ahora.

Supongo que con la globalización vamos viendo las diferentes tradiciones y quería compartir algunas de ellas por si os sirven de inspiración.

El Tió llega a casa

Esta es la que  hacemos en mi casa hasta el momento.

Puedes hacerlo de diferentes maneras.

Una de ellas es que por la mañana se levanten y se lleven la sorpresa de que el Tió ha llegado a casa.

En mi casa lo que solemos hacer es que algún vecino simpático nos hace de compinche de manera que dejamos el Tió en la puerta y de repente suena el timbre.

Vamos a abrir para ver quién es y “Oh SORPRESA!” nos encontramos que es el Tió que ha bajado de la montaña para estar unas semanas en casa.

Vamos a buscar al Tió

Creo que esta es una tradición que sigue mucha gente que fuera de grandes ciudades.

De hecho a mí me encanta y este año estoy intentando hacer esta opción.

Puede ser una buena excusa para hacer una excursión a la montaña.

Lo más divertido es si lo podéis hacer en grupo ya que siempre da más juego y será más fácil que alguien se escape a esconder el Tió.

Así que os propongo dos formas:

Opción parque

Si pensáis que va a ser difícil que os escapéis con los peques a la montaña podéis hacerlo en algún parque en Barcelona o en vuestra ciudad.

Algunas ideas en Barcelona donde poder hacerlo serian Montjuic, el pantà de Vallvidriera, parc de les aigües….

Una vez allí no tiene más secreto, alguien en avanzadilla esconde el Tió y tendremos que ir buscando hasta encontrarlo.

Si vais varios lo mejor es que lleven el nombre de los peques para evitar disputas.

Opción Bosque

Si vivís cerca de un bosque es una super opción ir a buscarlo en su entorno para que venga a pasar unos días en casa.

La forma de operar será la misma que en el parque. Iremos buscando a nuestro Tió por el bosque que alguien previamente lo habrá escondido.

Actividades organizadas

Ahora mismo hay muchas empresas que organizan actividades de buscar el Tió y por el precio de la actividad tienes un Tió.

Puede ser perfecto para aquellas casas a las que no hayan visitado nunca un Tió.

Cuando nosotros compramos el nuestro esto no existía así que no os puedo hablar de mi experiencia.

Pero he visto post de otros blogs que hablan bien de Caçations e incluso muchas casas rurales hacen packs especiales con búsqueda del Tió.

En fin, que si quieres que llegue el Tió a casa hay un montón de opciones de hacerlo y lo más bonito es ver la cara de los peques cuando llega a casa.

¿Llega el Tió a tu casa? ¿Cómo lo hacéis?

Me encantará conocer nuevas tradiciones

También te puede gustar...

Un comentario

  1. A nosaltres el primer any el vam anar a buscar al bosc, però ara ja sap on vivim i arriba tot sol a casa quan posem la decoració de Nadal 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.