Disfrutar de los pequeños momentos

Hace demasiado tiempo perdí a una persona muy importante en mi vida y eso me hizo reflexionar sobre lo que era importante y tomarme las cosas de otra manera.
Pero el día a día a veces nos absorbe y te hace olvidar esto. Ahora por desgracia he vuelto a perder a otra persona a la que quería mucho pero ahora mi situación es diferente ya que la reflexión ha sido de darme cuenta que tengo que disfrutar de las pequeñas cosas del día a día y aprovechar las alegrías que me da mi peque.
Hoy hubiera sido su cumpleaños, así que allí donde esté quiero dedicarle este post con las cosas que me hacen feliz y que quiero seguir disfrutando porque la vida pasa muy rápida y cuando tienes a una pequeña a veces no te paras a disfrutar de estos momentos.
Aquí están algunos de ellos:
  • No se si debería hacerlo, pero ahora a la enana le ha dado por algunos días por querer que nos vayamos a dormir juntas. Se va a la puerta de la habitación y me llama para que me estire con ella en la cama. Así que ahora mismo este es un momento que quiero disfrutar porque aunque no sé si es bueno por si acaba siendo una costumbre en vez de querer ir a su cama sé que esto durará poco y me encanta que quiera que me estire con ella y encima hasta que la abrace!! jeje.
  • Ver como se ríe. Me encanta su risa de bebecito.
  • Cuando ha acabado en nuestra cama y se despierta y aún medio dormida noto su mirada y al abrir los ojos me sonríe.
  • Verla correr con los brazos hacia arriba. Supongo que dentro de poco dejará de córrer así como un bebé así que tengo que disfrutarlo.
  • La mirada de pillina que pone cuando quiere que la persigas.
  • Llegar a casa y que venga corriendo de alegría porque he llegado.
  • Sus abrazos, creo que hay pocas cosas mejores que el abrazo de un niño.
  • Como se pone de contenta cuando le doy una «galletita».
  • Cuando quiere que le cante canciones o me trae todos los cuentos que pilla para que se los lea.
  • Cuando hace «miraditas».
  • Cuando sin pedirselo me da un beso….y venga no nos engañemos cuando se lo pido y me lo da también.
  • Y el que más risa me hace, que se ponga a bailar cuando oye música sin importar donde esté.
Así que aunque el día a día y el trabajo me absorba quiero que no me impida disfrutar de estos momentos y poder diferenciar lo que es importante y lo que puede esperar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.