Hoy leemos: Mis recetas Montessori

Hace unos días llegó a mi casa el libro de “Mis recetas Montessori” editado por TimunMas en castellano y por Estrella Polar en catalán.

En casa nos encanta cocinar y mis hijos siempre están dispuestos a colaborar en la cocina así que cuando lo vieron fueron directos a ojearlo para escoger las recetas que podíamos preparar.

Es verdad que ahora con internet es fácil encontrar muchas recetas pero yo confieso que soy de las que no se resisten con los libros de cocina y cuando encuentro alguno con propuestas interesantes me gusta tenerlo en casa para poder tocarlo, ojearlo y en este caso que es para cocinar con los peques aún me parece mejor que no buscar con ellos recetas en internet.

Pero “Mis recetas Montessori” no es un simple libro de recetas de cocina, ni un manual de Montessori en la cocina. Este libro nos va a ayudar a hacer participar a los niños en la cocina.

Cocinar no sólo implica preparar una receta, sino que hay muchas otras cosas que forman parte del proceso, como ordenar, limpiar, etc…

En la primera parte del libro encontramos una serie de fichas prácticas que nos ayudaran a trasladar la filosofía Montessori a la cocina para que disfrutemos de la experiencia teniendo en cuenta que es una actividad muy enriquecedora educativamente.

A los niños les encantan las actividades sensoriales y la cocina es una gran actividad manipulativa.

Limpiar, cortar, pesar, mezclar son actividades que ayudan con la motricidad fina y la concentración.

Además en mi caso he comprobado que cuando participan en la preparación de un plato están más dispuestos a probar nuevos alimentos ya que lo han preparado ellos.

Entre las fichas nos dan consejos de cómo organizar la cocina para que puedan participar, ya sea cocinando con nosotros pero también recogiendo y limpiando la cocina.

Una de las cosas que también me parecen interesantes es cuando nos habla de la actitud que debemos tener en la cocina.

Creo que a todos nos encanta cocinar con nuestros peques, pero a veces nos pone nerviosos que hagan según qué cosas.

En el libro nos da propuestas de cómo enfocar cada receta pero sobretodo nos recuerda que no debemos enfadarnos por los errores que puedan cometer, que no les riñamos pero que avisemos siempre de los peligros que puede haber.

Cocinar tendría que ser siempre una experiencia positiva de compartir y aprender.

Como avanzaba este libro no sólo habla de lo que implica el momento de la preparación de una receta, sino que nos recuerda todas las otras cosas que están relacionadas y que para nosotros nos pueden parecer cosas sin mucho sentido pero que en realidad a nuestros peques les pueden aportar como puede ser ordenar la compra, vaciar lavavajillas, etc.. Es una oportunidad para ellos de ordenar y clasificar.

La verdad es que esta primera parte me ha parecido muy interesante y me ha hecho replantearme muchas cosas de cómo puedo hacer que los niños participen más en acciones cotidianas.

La parte de las recetas también me parece un acierto.

Muchas veces cuando se piensan en libros de recetas para hacer con niños te encuentras con libros de postres.

En este caso podemos encontrar recetas de Entrantes, Platos Principales y Postres.

Hay recetas con diferentes grados de dificultad y dependiendo de la edad de los niños podrán participar en mayor o menor grado o será preciso que nosotros tengamos que participar más.

En todas las recetas encontramos una misma pauta que incluye información sobre el grado de autonomía, los beneficios educativos de la receta, la mirada Montessori, los pasos de la receta que incluyen aquellos en los que pueden participar los niños.

Las recetas que nos proponen son en general sencillas de hacer y lo que más me ha gustado es que las fotos las hacen muy atractivas.

También me han dado ideas de cómo recetas que solemos hacer en casa de otra manera.

Nosotros los viernes hacemos pizza casera, es algo que les encanta, amasar, luego ver cómo crece la masa, hacer la pizza y añadir sus ingredientes preferidos.

En la propuesta del libro la imagen de la pizza es en forma de árbol y nunca antes había pensado en darle diferentes formas.

Otra de las recetas son las patatas fritas. Mi hija está en plena etapa de lectoescritura, así que su receta de patatas con formas de letras van a ser un éxito cuando me lleguen los cortapastas que tengo en camino.

Cocinar con mis hijos es una de mis actividades preferidas, pero es algo que debemos tener todos ganas de hacer y sobretodo tiene que ser divertido para todos.

¿Cocinas con tus peques? ¿Cuáles son vuestras recetas preferidas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.